Estilo - Belleza

«Ab Crack», la última moda que puede perjudicar la salud

El reto que invade Instagram persigue conseguir una hendidura en medio del abdomen

La modelo Gracie Carvalho
La modelo Gracie Carvalho - Nancy Kaszerman

Si se fijan en los cuerpos de Emily Ratajkowski, Alessandra Ambrosio, Gigi Hadid, Jourdan Dunn, Stella Maxwell y Kendall Jenner veránque tienen una hendidura que atraviesa el abdomen, que se ha convertido en el penúltimo objetivo estético de millones de jóvenes, obsesionadas con la delgadez. Conseguir un «Ab Crack» (abdominal partido) es el peligroso reto que bajo el hashtag #adcrackchallenge, incita a millones de chicas a colgar sus imágenes mostrando cómo han logrado marcar ese surco en sus delgados cuerpos. Algunas -pocas- lo tienen por constitución. Otras, lo logran a base de machacarse en el gimnasio, incitadas por otra tendencia que circula en Instagram (#fitspo), de etiquetar fotos sobre de sus cuerpos fibrosos gracias al fitness. Y las más, lo intentan a través de dietas peligrosamente estrictas, ya que exige un índice de grasa corporal entre el 14% y el 20% y suprimir los hidratos del plato.

Los expertos alertan del riesgo de estas modas, que pueden producir baja autoestima y desencadenar fuertes trastornos alimenticios. «Además, la delgadez no garantiza la hendidura, ya que en la mayoría de casos se trata de una marca congénita», asegura la doctora María José Ruiz del centro médico IML. Esta especialista cuenta que como sí se puede conseguir en el quirófano, «pero con riesgos», advierte. «Consiste en realizar una liposucción en todo el abdomen, y cuando el vientre está ya liso, rascar con la cánula en la línea que va desde el esternón hasta el ombligo para hundir esa cavidad», explica. ¿El problema? «Si aspiras demasiado se puede hacer una contractura cicatricial y la piel se pegará a la fascia». Esta doctora reconoce que se trata de una conducta quirúrgica agresiva «porque rascas entre piel y músculo, y cuando trabajas con tanta intensidad a nivel muscular, hay riesgo de tocarlo. Y no olvidemos que debajo esta la tripa».

En España uno de los mejores especialistas en marcación de abdominales es el doctor Alfredo Fernández Blanco, que realiza la intervención con ultrasonidos, que rompen y diluyen las células grasas de la zona, para después aspirarlas. Y el perfil de pacientes que llaman a su puerta son mujeres súper machacadas en el gimnasio que no consiguen marcar la línea de separación entre los abdominales. El cirujano plástico Antonio de la Fuente cuenta que el «Ab Crack» a veces se produce de forma natural cuando se abusa de estos ejercicios. «Se rompe el tejido conectivo de la línea alba, produciéndose una separación de los rectos abdominales», explica. «Cuando esto sucede de forma progresiva, no hay dolor, pero cuando se produce porque se desgarran los músculos de manera aguda, sí duele».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios