Aspecto del actual campo de golf en las instalaciones del tercer depósito del Canal - DE SAN BERNARDO

En vídeo:Música, deporte y jardines sensoriales: así será el parque que sustituirá al campo de golf del Canal

El martes empieza el derribo de las intalaciones, que durará hasta mayo; las obras terminarán en 2020

MADRIDActualizado:

Desde que el socialista Joaquín Leguina fuera presidente de la Comunidad de Madrid (entre 1983 y 1995), los 140.000 vecinos de Chamberí han reclamado insistentemente que los terrenos del tercer depósito del Canal de Isabel IIse convirtieran en el gran «pulmón» de un distrito aquejado de escasas zonas verdes. Reconvertido en el polémico campo de golf en 2007 por el Ejecutivo de Esperanza Aguirre, tras muchas «batallas», internas y externas, tanto políticas como judiciales, por fin, 2020 será el año en el que los residentes podrán disfrutar de 12 hectáreas para uso público deportivo y de ocio.

El próximo martes es la fecha marcada en el calendario para que las grúas comiencen a derribar las instalaciones que erigió Aguirre, pese a la oposición de su propio compañero de partido, Alberto Ruiz-Gallardón, entonces alcalde de la capital. El punto de inflexión de esta larga historia llegó el pasado 3 de septiembre, cuando el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) anuló el plan especial que el Gobierno regional había aprobado en 2013, ya con Ignacio González a la cabeza, para legalizar el campo de golf.

La sentencia del TSJM llegó en medio de la vorágine del caso Lezo, que investiga, entre otras operaciones sospechosas, la adjudicación de las obras del campo de golf en 2006. Esta causa indaga una supuesta trama que, liderada por González, anidó en el Canal. Entonces, el equipo de Cristina Cifuentes se comprometió a no recurrir la sentencia y a comenzar los trámites para demoler el campo de nueve hoyos y las ocho pistas de pádel donde Aguirre mostró su destreza con la raqueta el día de su inauguración hace ahora una década.

«Siempre tuve la idea de que las instalaciones fueran gratuitas, antes de la resolución judicial», sostuvo ayer Cifuentes, frente a la zona de prácticas de tiro, que desaparecerá para dejar paso a 48.000 metros cuadrados de nuevas áreas al gusto de las asociaciones vecinales. «Hay cosas de mis antecesores con las que estoy de acuerdo y otras con las que no», admitió la presidenta regional, delante del consejero y presidente del Canal, Ángel Garrido, los representantes de El Organillo, Parque Sí en Chamberí, Corazón Verde en Chamberí y Ecologistas en Acción, la concejal del distrito Esther Gómez (Ahora Madrid) y su antecesor en el cargo y actual delegado de Economía, Jorge García Castaño.

Los trabajos de demolición se extenderán hasta junio. Después, se licitarán las obras que, una vez adjudicadas, se deberán ejecutar en un plazo de 18 meses. El presupuesto destinado a esta reforma supondrá apenas una quinta parte del que ideó Aguirre. Frente a los 50 millones que costó el «megaproyecto» de golf, el gobierno regional actual estima que se invertirán entre 8 y 10 millones.

El primer objetivo que plantearon los vecinos era recuperar las zonas verdes. Y por ello, se sustituirán las lomas de césped artificial por 800 árboles y arbustos nuevos, que aumentarán la superficie natural en un 40 por ciento y que servirán de barrera natural que amortigüe el tráfico y el ruido.

ABC
ABC

Las zonas deportivas también se ampliarán en más de 11.000 metros cuadrados, donde hasta ahora entrenaban más de 1.200 alumnos de las escuelas de fútbol y pádel. Además de éstas las pistas ya construidas, se adecuarán otras zonas multiusos para practicar vóley-playa, hockey, patinaje, atletismo, ping pong, baloncesto, voleibol y balonmano. Además, el edificio donde estaba el restaurante-cafetería se instalará un gimnasio.

Rocódromo

También está previsto construir circuitos distintos, tanto para correr como para quien prefiera caminar, así como un parque de calistenia, pistas para jugar a la petanca y un rocódromo. Varios jardines con diseños distintos completarán el renovado diseño del terreno del tercer depósito, que crearán rincones con usos diferentes: habrá un parque de sombras, de hexágonos, jardines sensoriales, japonés y vertical y una zona de esparcimiento con sillas y zonas de juegos infantiles. Entre ellos, se establecerán fuentes decorativas con espectáculos de agua y luces.

Una parte muy importante del complejo, 21.000 metros cuadrados, será dedicado a una gran plaza polivante, donde se podrán celebrar conciertos y todo tipo de actividades culturales. Para ello, también se adaptarán las gradas del antiguo edificio de práctica de tiro.

Para los vecinos presentes ayer, el futuro parque marca «un antes y un después» en un enfrentamiento entre David y Goliat en el que, esta vez, ha ganado David.