Escuelas de calor a más de 30º

En este asfixiante final de curso las clases se han llenado de botellas de agua y ventiladores. Con...

Actualizado:

En este asfixiante final de curso las clases se han llenado de botellas de agua y ventiladores. Con temperaturas que llegan hasta los 32 grados. En la Comunidad de Madrid algunos centros han avisado a los padres que si quieren ya pueden dar vacaciones a sus hijos "para amortiguar en la medida de lo posible una situación excepcional", según el Consejero de Educación, Rafael van Grieken. El sol también aprieta en Castilleja de la Cuesta, Sevilla. Clases que parecen hornos a más de 30 grados "cuando lo máximo que se permite por real decreto son 27 grados", explica José Pastor, profesor del IES Pablo Neruda. Así que toca protesta anticalor al grito de "Queremos aulas, no saunas". "Así no hay manera de dar clase ni de tener un rendimiento académico", se lamenta Teresa de Pablo, presidenta del AMPA. En Gerona tampoco han tomado medidas excepcionales ni para esta escuela hecha de barracones de chapa metálica. "La temperatura se queda guardada y cada día sube un poco más", explica Mónica Sanchis, portavoz de la Escuela Les Arrels en Salt. Por eso han decidido convertir el sofocante patio en una piscina.-Redacción-