Galicia

Los médicos confían en que el párroco agredido se recuperará

El sacerdote Antonio Rodríguez Suárez, de 83 años, recibió una paliza al ser atracado en Vigo

Parroquia viguesa donde ocurrió el violento asalto
Parroquia viguesa donde ocurrió el violento asalto - WIKIPEDIA/HombreDHojalata

El párroco de la iglesia de Santa Rita de Vigo que el pasado fin de semana fue asaltado por dos jóvenes en la sacristía sigue en coma inducido, aunque «presenta una apariencia exterior de normalidad y está estable». Así informó ayer el Obispado de Tui-Vigo, que detalló que «los médicos tienen previsto hacerle volver progresivamente a la normalidad, tras la urgente intervención del derrame cerebral». El sacerdote Antonio Rodríguez Suárez, de 83 años, recibió una paliza al ser atracado en las dependencias del templo que le generaron un coágulo del que tuvo que ser operado en el hospital Álvaro Cunqueiro.

Desde esta diócesis gallega, lamentan «tan trágico suceso» y expresan su «deseo de que acontecimientos así desaparezcan de la vida social, cooperando todos, cada cual a su nivel, para que el respeto a las personas y a los bienes impere en la convivencia diaria». Además, manifiestan —a través de un comunicado—su «sincera gratitud por los múltiples testimonios de solidaridad e interés recibidos desde distintos ámbitos e instituciones de la vida civil y eclesial».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios