El acusado, Juan Fraga Allegue durante el juicio
El acusado, Juan Fraga Allegue durante el juicio - EFE

Declaran a un vecino de Narón culpable por asesinar a su esposa

El jurado consideró que hubo alevosía en el crimen, cometido en diciembre de 2015

SantiagoActualizado:

Un jurado declaró ayer culpable de asesinato a Juan Fraga Allegue, el vecino de Narón (La Coruña) acusado de matar a su mujer el 29 de diciembre de 2015 en el domicilio familiar. Durante toda la semana tuvieron lugar las sesiones de este juicio celebrado por segunda vez tras declarar el Tribual Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) nulo el primero por falta de motivación en el veredicto. La decisión del jurado contó con 8 votos favorables y solamente uno en contra, del jurado compuesto por seis mujeres y tres hombres. El tribunal consideró que concurrió la circunstancia agravante de alevosía, lo que fue suficiente para que se concluyera que asesinó a su mujer, con la que estaba casado desde hace 57 años. Al tratarse de una tesis desfavorable para el hombre necesitaba de un mínimo de 7 votos.

La Fiscalía pedía para el octogenario 15 años de prisión por un delito de homicidio, mientras que la acusación particular, representada por uno de sus hijos, elevó la cifra hasta los 20 años de cárcel al valorar que se trató de un delito de asesinato con concurrencia de alevosía y ensañamiento. Por su parte, la defensa pidió la absolución del acusado.

Del mismo modo que ocurrió durante el primer juicio, en la primera sesión el hombre negó los hechos alegando que encontró a su esposa «ensangrentada» cuando regresó a la vivienda. Pese a sus palabras, las acusaciones sostuvieron durante el proceso que el acusado se levantó aquel 29 de diciembre muy temprano para matar a su mujer.

La Fiscalía apuntó a que el acusado atacó a su mujer «dándole varios golpes muy violentos en la cara, alguno de ellos probablemente contra la pared de la habitación, hasta que consiguió dejarla aturdida». Acto seguido, según el relato de la Fiscalía, la agarró por detrás y «le propinó sucesivos cortes con un cuchillo muy afilado primero en la cabeza, luego en el lado derecho de la cara y finalmente en cuello».

Supuesta relación

Asimismo. también se hizo referencia a que el vecino de Narón mantendría una supuesta relación homosexual con otro que sería su pareja. Las acusaciones afirmaron que hizo coincidir el crimen con el cumpleaños de ese hombre, supuestamente el novio de éste, según el hijo del acusado. Ante ello, la defensa negó la relación homosexual puesto que el propio encausado mantiene que el otro hombre, con el que compartió aquella mañana antes de que se descubriese el crimen, era simplemente un amigo.

El jurado fue consultado sobre la posibilidad del indulto. Esta petición vendría dada por el hecho de que el condenado cuenta con ochenta años y su relato de que, desde su ingreso en prisión provisional, no logró abandonar la enfermería por su necesidad de recibir tratamiento médico. A pesar de esta versión, los integrantes del jurado se mostraron contrarios a esta opción.