Entrega del bastón representativo de la comunidad gitana en reconocimiento a la labor realizada por la Guardia Civil
Entrega del bastón representativo de la comunidad gitana en reconocimiento a la labor realizada por la Guardia Civil - EFE

La comunidad gitana y la Guardia Civil, unidas en defensa de la unidad de España

Un colectivo de esta etnia rinde homenaje a la Benemérita por su trabajo en Cataluña

SantiagoActualizado:

Desde ninguno de los dos colectivos ocultan que su relación a lo largo de la historia no ha sido todo lo cordial que debería. Sin embargo, el papel desempeñado por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado para frenar el desafío soberanista en Cataluña dejaba esta semana en La Coruña una fotografía inédita: la de la comunidad gitana rindiendo homenaje a la Guardia Civil por su labor durante el «procés» y su defensa de la unidad de España. La iniciativa partió del presidente de la Asociación Promesa Cultural Ambulante, Jeremías Barrul, partidario de hacer un reconocimiento público al trabajo de la Benemérita. «Cuando pasó todo este escándalo, las personas de etnia gitana de los barrios marginales de Cataluña se enfrentaron a los independentistas y protegieron a la Guardia Civil. Por eso quisimos hacer este acto conmemorativo, para que sepan que estamos con ellos, que queremos una España unida, con principios y valores», explica Barrul en conversación con ABC.

El portavoz del colectivo fue el encargado de entregar el pasado martes el bastón representativo del patriarcado gitano al General Jefe de la Guardia Civil en Galicia, Ángel Alonso Miranda. Se trata de un elemento simbólico que normalmente solo se ofrece a miembros de esta etnia, por lo que desde la Asociación Promesa Cultural Ambulante aseguran que este reconocimiento implica considerar al General Jefe gallego como «un patriarca más en nuestra comunidad» y dejar atrás las discrepancias históricas entre ambos colectivos. «El nuestro siempre ha sido un pueblo errante, que anduvo de sitio en sitio sin parada fija. Por eso teníamos problemas con la Guardia Civil, porque nos echaban de un lado para otro. Pero ahora estamos en un tiempo nuevo, ellos han cambiado y también los gitanos nos hemos integrado», defiende Jeremías Barrul.

Por su parte, el responsable de la Benemérita confesó sentirse «muy agradablemente sorprendido» por recibir el reconocimiento de este colectivo tras la actuación del Instituto Armado en Cataluña. «Es la primera vez que esto sucede y agradezco el gesto que supone reconocer la unidad de España, con sus regiones y sus singularidades», confesó. Ángel Alonso Miranda aprovechó para romper una lanza a favor de este colectivo a pesar de «los tabúes» y de los «chistes» recurrentes que caricaturizan la relación entre la Benemérita y los miembros de esta etnia. «Como en cualquier sector de la población, ha habido personas que han vivido al margen de la legislación. Pero la gran mayoría de la comunidad gitana ha intentado siempre estar en el lado de la ley», proclamó el General Jefe de la Guardia Civil en Galicia, que culminó su intervención reiterando su agradecimiento a la asociación. «Tenéis un ‘primo’ aquí en esta casa», zanjó.

Críticas recibidas

Pese a compartir la necesidad de reconocer a los agentes del Instituto Armado su trabajo en Cataluña, la Sociedad Gitana Española criticó la entrega del bastón gitano a Ángel Alonso, por entender que se trata de un símbolo de este colectivo accesible sólo a los patriarcas o ancianos arregladores. «Hay otros símbolos que representarían mucho mejor el agradecimiento de la comunidad hacia la Guardia Civil», matizó este colectivo en un comunicado. A pesar de las críticas, Jeremías Barrul se reafirma: «La cultura gitana se tiene que dar a conocer y Ángel Alonso es también un patriarca por que vela por la seguridad de todos. Gitanos y no gitanos».