Gonzalo Caballero en Santiago de Compostela para registrar su candidatura
Gonzalo Caballero en Santiago de Compostela para registrar su candidatura - MUÑIZ

Caballero y Villoslada tensan el inicio de las primarias del PSdeG

Los tres aspirantes a liderar el partido registraron ayer su precandidatura

SantiagoActualizado:

La cuenta atrás para renovar la dirección del PSdeG quedó ayer oficialmente activada. Los tres aspirantes a secretario general, Juan Díaz Villoslada, Gonzalo Caballero y Xoaquín Fernández Leiceaga, registraron ayer su precandidatura para las primarias que se celebrarán el próximo 8 de octubre y pondrán fin a año y medio de interinidad en el socialismo gallego. Los dos primeros, que acudieron personalmente a la sede socialista de O Pino, protagonizaron el primer rifirrafe de la contienda electoral. La excusa fue el pasado de Villoslada como subdirector xeral en un gobierno del popular Manuel Fraga, que Caballero había sacado a relucir.

El diputado en la Cámara gallega y exgerente de la Universidade da Coruña fue el primero ayer en registrar su precandidatura. Preguntado por las declaraciones de Caballero, Villoslada pidió «juego limpio» y afeó a su contrincante la falta de conocimiento del funcionamiento de la administración gallega -dado que el cargo no es político- o «que pueda ser un comentario a veces malintencionado». «El partido no necesita abrir una nueva etapa con formas viejas», resaltó el socialista coruñés, que emerge en las primarias como el aspirante sin mochila, ni derrotas electorales.

Una hora después llegó a la sede de O Pino, el vigués Gonzalo Caballero, quien aclaró que había realizado las declaraciones como un militante más al que no le convencía que pudiese estar al frente del PSdeG «quien fue subdirector general o directora general en los gobiernos de Fraga Iribarne». El dardo iba esta vez dirigido también a la presidenta de la gestora del PSdeG, Pilar Cancela, a la que se le presume el apoyo a Villoslada. Caballero, que en su anterior intento como candidato a la presidencia de la Xunta no logró los avales para entrar en la contienda y acabó apoyando a Leiceaga, se mostró ayer convencido de que esta vez sí alcanzará las mil firmas exigidas. El sobrino y opositor al alcalde de Vigo, Abel Caballero, se erigió como el «candidato de las bases» y no descartó una posible integración con Leiceaga. «Si hay que hacer esfuerzos por unificar el proceso de renovación habrá que hacerlos», aseveró.

El actual portavoz parlamentario de los socialistas gallegos, Xoaquín Fernández Leiceaga, optó ayer por enviar a un miembro de su equipo, al teniente de alcalde de Ames, Blas García, a registrar la precandidatura. Leiceaga se encontraba en un acto en Valdeorras en calidad de responsable de la oposición parlamentaria. Desde allí, llamó a «dejar atrás las divisiones» que han afectado al partido en los últimos meses y apeló a la «unidad». Según informa Efe, Leiceaga se comprometió a «contar con todos los que lealmente se sumen al proyecto» sin preguntarle «a nadie qué hizo en los procesos anteriores, sino que está dispuesto a hacer en el futuro».

El plazo para presentar las precandidaturas acabará hoy, pero no se esperan más aspirantes a la dirección, después de que el sector susanista en Galicia haya dado un paso atrás tras la victoria de Pedro Sánchez al frente de la dirección federal del PSOE. Villoslada, Caballero y Leiceaga tendrán hasta el próximo 20 de septiembre para recoger los avales necesarios y el 25 de septiembre su candidatura será oficial. La campaña para las primarias comenzará al día siguiente hasta el día de las votaciones, el próximo 8 de octubre. Después habrá que esperar 20 días para la celebración del Congreso que ratificará al nuevo secretario xeral del PSdeG, entre el 27 y 29 de octubre. Su proclamación pondrá fin al largo periodo de interinidad de la dirección de los socialistas gallegos, que comenzó en marzo de 2016 cuando Xosé Ramón Besteiro presentó su dimisión tras sumar diez imputaciones en distintos casos judiciales.