Ximo Puig, durante la última sesión de control el pasado 23 de noviembre
Ximo Puig, durante la última sesión de control el pasado 23 de noviembre - ROBER SOLSONA
Política

Ximo Puig estará dos meses y medio sin someterse al control de las Cortes Valencianas

La Cámara celebrará un pleno extraordinario el 24 y 25 de enero, pero no retomará las sesiones de control hasta el 8 de febrero

VALENCIAActualizado:

La paralización de los periodos de sesiones en las Cortes Valencianas pospondrán hasta el 8 de febrero la comparecencia del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, para someterse al control de la Cámara. La última vez que lo hizo fue el pasado 23 de noviembre, cuando adelantó que propondría al Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) que las comunidades con régimen foral propio -Navarra y el País Vasco- aporten al llamado fondo básico de financiación «como el resto de autonomías», lo que ahora no sucede.

El jefe del Consell se ausentó durante el siguiente pleno ordinario al encontrarse en la misión comercial a Canadá. También lo hicieron los responsables de Educación (Vicent Marzà), Economía (Rafael Climent), Sanidad (Carmen Montón) y Justicia (Gabriela Bravo), lo que provocó duras críticas del PP, Ciudadanos, Podemos e, incluso, del propio PSPV.

Tras estas faltas, el mes de diciembre estuvo dedicando exclusivamente a la aprobación de la Ley de Acompañamiento y de los Presupuestos de 2018. Posteriormente, llegó el parón navideño y el calendario se retoma este mes de enero con comisiones, mientras que los días 24 y 25 se celebrará un pleno extraordinario.

No será hasta el 8 de febrero cuando Puig y sus consellers se sometan a las preguntas de control para fiscalizar su acción de Gobierno, según las fechas concretadas este martes. Hasta entonces, habrán pasado dos meses y medio desde la última vez, un período que, aunque no deja de ser habitual, suele convertirse en una crítica cada año nuevo por parte de los partidos de la oposición.

Así lo ha destacado el PP, cuya portavoz adjunta, Eva Ortiz, ha reclamado que en el pleno extraordinario haya sesión de control porque «han pasado muchas cosas» desde la última. Sobre el contenido, que se ordenará en la Junta de Síndics de la próxima semana, ha manifestado que intuyen que se incluirá «algo que tiene que ver con la educación».

En su opinión, las ausencias del presidente de la Generalitat «igual responden a que no quiere que le pregunten por Terra Mítica o por las ayudas a sus hermanos en las subvenciones al fomento del valenciano a los medios de comunicación».

Por su parte, el portavoz de Compromís, Fran Ferri, ha afirmado que Puig es el jefe del Consell que más se ha sometido a las preguntas de control a diferencia de sus antecesores.

El PP también ha pedido que se busque otra fecha para el pleno previsto para el 25 de abril, al coincidir con el Día de las Cortes, pero que no se elimine del calendario. Los plenos para este período de sesiones comenzarán el 7 de febrero y acabarán el 5 de julio.