Política

Ximo Puig se une a los críticos y firma para forzar la caída de Pedro Sánchez

El presidente de la Generalitat presenta su dimisión de la Ejecutiva y afirma que ya lo hizo tras la desautorización por la «entesa» para el Senado

Ximo Puig y Pedro Sánchez, en Valencia en una imagen de archivo
Ximo Puig y Pedro Sánchez, en Valencia en una imagen de archivo - ROBER SOLSONA

El conocido distanciamiento entre el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y el líder del PSOE, Pedro Sánchez, se ha traducido este miércoles en que sea uno de los dirigentes que ha presentado su dimisión de la Ejecutiva.

El secretario general de los socialistas valencianos ha firmado, junto a otros 16 miembros de la dirección federal, la renuncia en bloque para forzar la marcha de Sánchez.

Dentro del PSPV existe una evidente división que se ha comprobado durante las últimas horas. Mientras Puig se posicionaba contra el congreso del PSOE convocado por Sánchez, al igual que el vicesecretario de Organización, Alfred Boix, otras corrientes se encontraban en el bando contrario.

Es el caso del diputado nacional y secretario general provincial de Valencia, José Luis Ábalos o el expresidente de la Generalitat y senador Joan Lerma, quienes se han manifestado públicamente a favor de la cita.

Especialmente reseñable es el caso de la consellera de Sanidad y secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Montón, muy cercana a Sánchez (incluso su nombre salió entre las posibles «ministeriables» de un Gobierno socialista presidido por él), quien se encuentra precisamente en el Ejecutivo de Ximo Puig y no ha firmado para presentar su dimisión.

Acuerdo para el Senado

El presidente de la Generalitat ha afirmado, a preguntas de los medios, que «si la mayoría» de su Ejecutiva no estuviera con él, «no estaría». En este sentido, ha querido aclarar que «había dimitido» ya después de lo ocurrido en las elecciones de junio y ha explicado: «No he vuelto a acudir a la Ejecutiva Federal desde que fui desautorizado por el secretario general en una cuestión que finalmente se demostró absolutamente coherente por nuestra parte», en referencia al intento fallido de conformar una ¡entesa' al Senado con Compromís y Podemos.

A partir de entonces, ha continuado, lo que trató es de «no hacer nada que pueda perjudicar al PSOE» y así va a continuar actuando. Puig ha indicado que, en todo caso, «lo que ha pasado en las últimas horas ya es definitivo» y él no se siente «concernido por lo que es la actuación de la actual Ejecutiva» del PSOE.

En relación a la opción de abstenerse ante un gobierno de Mariano Rajoy o que haya terceras elecciones, Puig ha indicado que no se pueden generar «falacias que no tienen ningún tipo de sentido» porque el líder de Podemos, Pablo Iglesias, «ha dicho claramente que no ve ninguna posibilidad de gobierno alternativo» y el de Ciudadanos, Albert Rivera, ha dicho que no irá a un gobierno con Podemos.

«¿Hay otras posibilidades?», se ha preguntado, para agregar que existe «una pasarela de acuerdo tácito para un gobierno parlamentario o de mayoría desde el parlamento con el PP o terceras elecciones».

En este punto, ha querido destacar «con toda claridad que nadie ha luchado más contra la derecha» que él y ha criticado que se haga «ese maniqueísmo de que unos apoyan al PP y otros al gobierno alternativo: es que es mentira, es absoluta y radicalmente una falacia».

Descontento entre los socios

Los socios del Botànic también se han mantenido pendientes de la batalla interna que se vive en el PSOE. Podemos no ha ocultado su malestar y decepción. «Enorme contradicción. Nos merecemos saber cómo cuadra la reivindicación de una financiación justa y ponérselo fácil otra vez a Rajoy», ha señalado su líder en la Comunidad Valenciana, Antonio Montiel, en referencia a un Gobierno del PP.

Concentración de militantes y simpatizantes frente a Blanquerías
Concentración de militantes y simpatizantes frente a Blanquerías- ABC

Concentración en Blanquerias

El fuego cruzado también ha seguido en forma de comunicados oficiales y movilizaciones. El secretario general del PSPV de la provincia de Valencia, José Luis Ábalos, ha expresado su «total apoyo» a Pedro Sánchez y ha reclamado que sea la militancia la que decida el futuro del partido.

Por su parte, un grupo de militantes y simpatizantes del partido se han concentrado a las puertas de la sede de Blanquerías.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios