Gastronomía

Turrón de Jijona y galleta Speculoo: la fusión de dos dulces navideños

La receta centroeuropea combinada con la alicantina es un ejemplo de nuevos sabores como frambuesa, naranja, pistacho o chocolate caramelo, que abren mercados tan lejanos culturalmente como Australia y Taiwán

El turrón con vetas de galleta Speculoo
El turrón con vetas de galleta Speculoo - QUECOSATANDULCE

Tan orgullosos como estamos los españoles con la tradición de comer turrón en Navidad, ahora también podemos degustarlo en una receta combinada con otro dulce tipico de esas fechas, la galleta Speculoo, una creación del centro de Europa, típica de Bélgica, Holanda, parte de Alemania y Francia.

Esta auténtica fusión navideña es futo del I+D , que también tiene su aplicación en la elaboración turronera, donde sin descuidar sus recetas protegidas de Jijona y Alicante -en las que se tienen que respetar escrupulosamente los ingredientes autóctonos como la almendra marcona y la miel de azahar de la Comunidad Valenciana, en su justa proporción- se ofrecen cada vez sabores más variados con el único límite de la imaginación.

Por ejemplo, chocolate con leche y turrón, frambuesa, chocolate caramelo con almendra, naranja, pistacho, en el caso de una de las empresas con solera en Jijona, Pablo Garrigós Ibáñez, que en su estrategia por captar el público más joven europeo también ha introducido líneas coloristas y «mediterráneas» para la presentación, en los envases.

En otra compañía no menos señera, Enrique Garrigós Monnerris cuenta con un aliado de lujo: el chef Martín Berasategui, que ha experimentado para conseguir otra fusión que hace tragar saliva, la de la «joven cocina vasca y la tradición de Jijona», según sus palabras. «Con su conocimiento de los secretos de los maestros turroneros, lo culmina con la innovación que caracteriza la cocina del chef vasco» en las recetas imprescindibles de Turrón de Jijona, Turrón de Alicante, y la Torta de Turrón de Alicante, a las que añade con su sello de autor singular como obrador Turrón de Yema Tostada, y Chocolate con Almendras.

Almodóbar en la fábrica de Pablo Garrigós Ibáñez, en Jijona
Almodóbar en la fábrica de Pablo Garrigós Ibáñez, en Jijona- ABC

Con estas innovaciones y una apuesta por la exportación, algunas firmas del sector, como Pablo Garrigós Ibáñez, han alcanzado un 30% de sus ventas en el extranjero, en países tan alejados de España y el hábito navideño de comer turrón como Australia, China o Taiwán, además de llegar a otros como Italia, Suiza, Austria, Reino Unido, Francia, República Checa, Alemania, Canadá y los mercados latinos, más propicios culturalmente, como Estados Unidos, Puerto Rico, Méjico, Perú, Uruguay o Chile.

«Embajadores» alicantinos

«El turrón de Jijona es un claro ejemplo de marca embajadora de Alicante, creando un vínculo con el consumidor que puede desembocar en un mayor interés por su lugar de producción y abriéndole la puerta a conocer tanto presencialmente como a través de otros de nuestros incomparables productos», ha destacado el senador popular Agustín Almodóbar, que ha ofrecido su apoyo al sector para la promoción exterior.

Aparte de esta vocación de dar a conocer esta tierra «en el escaparate mundial, llevando su nombre a los rincones más insospechados del planeta«, el también portavoz de Turismo del PP en la Camara Alta ha destacado la generación de empleo indirecto al contar en toda su cadena de producción con proveedores cercanos, tanto en la recolección de materia prima como en la fabricación de los envases o también -ahora- con los productores de chocolate de la cercana población de Villajoyosa.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios