DESASTRE MÚLTIPLE EN LA PROVINCIA

Primer respiro en la peor semana de incendios en Alicante tras controlar el fuego en Llíber y Pedreguer

Los bomberos siguen refrescando el terreno en cientos de hectáreas calcinadas en Jávea, Benitatxell y Bolulla

Zona afectada por el último incendio, declarado en Llíber
Zona afectada por el último incendio, declarado en Llíber - ABC

Tras quedar controlado al mediodía de este jueves el incendio forestal declarado por la mañana en Llíber y el último en Pedreguer, ya en la madrugada del viernes, los bomberos y el resto de efectivos de las fuerzas de seguridad y dispositivos de emergencias han tenido el primer respiro en la que ha sido seguramente la peor semana por el fuego en la provincia de Alicante.

El enésimo susto lo vivieron en la noche del jueves en una sierra de difícil acceso del norte de Alicante, concretamente en el término municipal de Pedreguer, ha sido dado por extinguido a la 01:30 horas de esta madrugada, han informado fuentes del Centro de Emergencias de la Generalitat.

El trabajo no ha concluido porque aún seguirán durante días en el terreno los trabajos para refrescar el suelo y consumar la extinción total de los siniestros que han arrasado más de 1.500 hectáreas en Jávea, Benitatxell, Bolulla y Llíber, principalmente, y han obligado a la evacuación de 1.500 personas.

«Héroes»

El alcalde de Callosa d’en Sarrià, Josep Saval, uno de los municipios afectados, ha agradecido a todas las fuerzas de seguridad la labor que han realizado en la extinción de los incendios en su territorio y de las vecinas Bolulla, Tárbena, Xaló y La Nucía.

Saval ha hecho mención a la Policía Local y a Protección Civil de Callosa que «han trabajado intensamente y se han coordinado perfectamente con el resto de efectivos». También ha destacado la labor de los pilotos de los medios aéreos, que «han operado en una zona difícil que entrañaba bastante peligrosidad por ser muy escarpada», así como la labor de todo el cuerpo de Bomberos, la Brigada Forestal, la Guardia Civil, la Policía Autonómica y a la Unidad Militar de Emergencias (UME). «Todos ellos han sido los héroes de esta tragedia que ha arrasado cerca de 600 hectáreas de terreno» en su área, ha aseverado.

Partida de Sacos, cerca del Algar, en Callosa d'en Sarrià
Partida de Sacos, cerca del Algar, en Callosa d'en Sarrià- ABC

Sobre la magnitud del desastre, ha calificado de «auténtica catástrofe medioambiental» los efectos de los incendios que se han producido, ya que las llamas han devorado «una importante masa forestal de gran valor ecológico en la partida de Sacos (parte alta del Algar), afectando también a su fauna».

En cuanto a las causas de los incendios, el que se originó en Bolulla y el que afectó a la partida Algepsa–La Rompuda en el cauce del río Algar, Saval se ha mostrado prudente, ya que aún se están investigando. No obstante, ha hecho un llamamiento para que la ciudadanía se conciencie y extreme las precauciones para evitar este tipo de tragedias.

Aunque los incendios ya están estabilizados, el PMA permanecerá operativo durante todo el fin de semana como medida de precaución.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios