Sandra Ibarra con un ejemplar del libro, en el puerto de Alicante
Sandra Ibarra con un ejemplar del libro, en el puerto de Alicante - JUAN CARLOS SOLER
Divulgación

Un libro y un diario on-line relatan los testimonios de supervivientes del cáncer

La Fundación Sandra Ibarra presenta en Alicante y otras ciudades «Diario de vida», escrito por el periodista Juan Ramón Lucas con 27 casos de curación

ALICANTEActualizado:

«Cada año hay cien mil nuevos supervivientes de cáncer en España y este Diario de Vida nace para hacerles un homenaje a ellos y a quiénes lo serán». Con este esperanzador mensaje se ha presentado el libro escrito por el periodista Juan Ramón Lucas, que junto a Sandra Ibarra -de la fundación que lleva su nombre- han estado en Alicante promocionando una obra solidaria con la que pretenden «dar voz a los supervivientes de cáncer».

Esta edición en formato impreso, que recoge el testimonio de 27 personas que han superado esta enfermedad, tiene ahora continuidad con otro diario on-line abierto a las aportaciones de otros pacientes que también han conseguido sobrevivir al cáncer.

Tras su presentación en Madrid y Alicante, las siguientes paradas de este emotivo viaje están previstas en Sevilla, Valladolid, Oviedo y Barcelona.

El autor ha plasmado las vivencias y experiencias intensas y duras, pero optimistas y esperanzadoras, de personas como Ana, Cristina, Alfredo o Mateo. «Sus narraciones, llenas de dolor, firmeza y entusiasmo, tienen la virtud de servir de ejemplo a quienes pasan hoy por donde ellos pasaron, pero también son un estímulo para todos aquellos a los que la adversidad les ha arrebatado las ganas de seguir adelante», destacan desde la Fundación Sandra Ibarra.

Vídeos

Sin duda, la expresión de los sentimientos más profundos de quienes intervienen en este libro le otorga un valor excepcional, porque está escrito en primera persona y nace con la voluntad de ser útil a los demás, añaden, además de subrayar que «se trata de una publicación muy especial en la que no solo vamos a poder leer las historias de los supervivientes, sino que también podremos verles en fotografías y escucharles, puesto que el libro va con realidad aumentada, ya que incluye un vídeo de cada testimonio». Más información en Llenos de Vida: https://youtu.be/Y8pBqEwC6i8

Fueron días de entrevistas y decenas de semanas de trabajo posterior tan activas e intensas que terminaron cambiando incluso a quienes participaron en el proyecto porque, tal y como revela en el prólogo Sandra Ibarra, presidenta de la fundación y todo un ejemplo de supervivencia a esta enfermedad: «Vivir y escuchar las historias de los pacientes reconcilia con el ser humano, tan capaz de lo mejor y lo peor. Hace vivir mil vidas en una y amplificar la que tenemos».

El libro ya está a la venta y Diario de Vida continúa en un diario on-line a través de la página web de la Fundación Sandra Ibarra desde donde se seguirán buscando a todos los supervivientes de cáncer.

Este proyecto es una idea de la Fundación Sandra Ibarra y Grupoidex, que lo ha dirigido y producido con una propuesta de comunicación integral demostrando, una vez más, su compromiso constante con la responsabilidad social corporativa.

Además, ha sido promovido por Pandora, Intropia y Alienta, y ha sido posible gracias a la colaboración de las empresas que han querido sumarse, como son: Funcas, D.O. Rueda, Ecovidrio, Telepizza, Goldcar, Janssen, Luis Malibran, Gallego y Rey, MSD, Sidra de manzana seleccionada. También se han adherido al proyecto empresas públicas como ICO, ADIF, Renfe, Loterias, Correos, Tragsa, Aena, Ineco, Metro Madrid e Isdefe.

La Fundación Sandra Ibarra de Solidaridad Frente al Cáncer nace de la necesidad de impulsar y coordinar esfuerzos ante esta enfermedad. «Sumar voluntades para tejer una red universal, abrir nuevos caminos para mejorar la calidad de vida de los pacientes y supervivientes de cáncer y financiar programas de investigación, prevención y concienciación sobre la enfermedad son algunos de los objetivos de esta Fundación nacida del compromiso moral de Sandra Ibarra», según sus impulsores.