Economía

Los clientes de Mercadona ya no tendrán que pesar la fruta, la verdura y el pan

El nuevo modelo de tienda incluye balanzas en las cajas para que los empleados realicen el pesaje de productos a granel

VALENCIAActualizado:

Las más de cinco millones de familias que realizan su compra en Mercadona dejarán de pesar la fruta, la verdura y el pan. El nuevo modelo de tienda que está implantando de forma progresiva en toda España la compañía que preside Juan Roig incluye balanzas en las líneas de caja, por lo que serán los empleados quienes se encarguen de pesar los productos a granel para conseguir que el proceso de compra resulte más agil y rápido para los «jefes», conforme se denominan a los clientes en la jerga interna de la compañía.

El objetivo de la transformación de las tiendas de la cadena valenciana -que supondrá una inversión de 1.800 millones de euros- persigue el objetivo de «ofrecer un mejor servicio para facilitar el acto de compra de los clientes mediante la ampliación de los pasillos de fruta y verdura, un nuevo modelo de cesta de la compra y dos modelos de carros, mucho más ergonómicos y ligeros».

Las balanzas en las secciones de frutas, verduras y panadería se mantendrán, pero a título orientativo de los clientes, conforme avanzó «Valencia Plaza». El pesaje que determinará el precio de la compra se realizará en las nuevas cajas, que han sido diseñadas en colaboración con el Instituto de Biomecánica de Valencia.

El nuevo modelo de tienda que Mercadona comenzó a implantar a finales de 2016 y que prevé extender a sus más de 1.600 supermercados integra una serie de dispositivos electrónicos y herramientas colaborativas para los trabajadores con los que poder compartir información desde cualquier sección de la tienda. De acuerdo con fuentes de la compañía, estos dispositivos facilitan la autogestión de cada supermercado y agilizan los procesos de toda la cadena.

Entre los nuevos dispositivos, se encuentran, entre otros, la línea de cajas, las balanzas o el uso de tabletas electrónicas que sustituyen al papel para realizar gestiones administrativas. «Todo ello permite optimizar los procesos y conocer la gestión de la tienda en tiempo real, lo cual facilita la toma de decisiones y contribuye a una mayor agilidad, especialmente, en la gestión de los productos frescos», según explican desde Mercadona.

La compañía tiene previsto para el ejercicio 2017 invertir 180 millones de euros en reformar y renovar con este Nuevo Modelo de Tienda Eficiente 126 tiendas repartidas por toda España