ECONOMÍA

Benidorm registra el mejor arranque de noviembre para el turismo desde 2001

Esta semana llegarán 40.000 británicos para el «Fancy Dress», la única fiesta propia que celebran en España

Turistas británicos en Benidorm
Turistas británicos en Benidorm - JUAN CARLOS SOLER

El turismo sigue batiendo récords en Benidorm y los últimos datos representan el mejor arranque de un mes de noviembre desde 2001. La ocupación hotelera ha alcanzado el 85,1% de media durante la primera quincena, lo que supone crecer 4,2 puntos respecto a este mismo periodo del pasado año.

Este crecimiento tiene dos causas principales: por un lado, el mercado nacional recupera su tónica habitual, y aunque crece con fuerza respecto a 2015, este es un crecimiento no real, dado que a estas alturas del año pasado todavía no se había puesto en marcha el programa Imserso por los retrasos que causaron los recursos en el proceso de adjudicación, explican desde la agrupación hostelera HOSBEC. No obstante, en este periodo el mercado nacional supera las 203.000 pernoctaciones lo que iguala el registro de 2014, último periodo «normal» con el que comparar.

La segunda causa sigue siendo el buen comportamiento de los mercados internacionales, principalmente británicos que mantienen un 9% de aumento en su número de pernoctaciones hasta alcanzar las 226.000 y los belgas que superan las 33.000 pernoctaciones y crecen a un ritmo superior al 20%.

Se traen su fiesta

El presidente de HOSBEC, Toni Mayor, ha destacado la recuperación del mercado español a su volumen habitual en estas fechas tras el desastre del programa de vacaciones de mayores en 2015. Además, ha recordado que «las fiestas patronales de Benidorm y sobre todo el 'Fancy Dress' se configuran como una semana de gran atractivo turístico no sólo para los españoles sino también para todo el mercado internacional».

De hecho, ha asegurado que Benidorm es la única ciudad española donde «los británicos tienen su particular jornada festiva cosa que no ocurre en otros lugares con más tradición como las Fallas, la Feria de Abril o los Moros y Cristianos de Alcoy por ejemplo».

La Fancy Dress Party se celebra el jueves -nada más terminar las fiestas patronales de Benidorm- y cuenta con más de 40.000 británicos bailando disfrazados por la ciudad, en un ambiente festivo y lúdico «sin precedentes». Desde HOSBEC resaltan que «ya se ha consolidado como uno de los reclamos para miles de turistas británicos que reservan y programan sus disfraces con un año de antelación, consiguiendo una espectacular calidad y singularidad, posiblemente el segundo evento en importancia tras el carnaval de Notting Hill en Londres».

Un alivio cuando en Benidorm «ahora se afrontan las peores semanas del año en cuanto a volumen de producción hotelera hasta llegar a las fiestas navideñas». Será el momento de comprobar si consiguen mantener la evolución positiva respecto de 2015. El pronóstico del senador benidormí Agustín Almodóbar, apuntaba ya hace meses que sí, al contar con 100.000 plazas más del Imserso.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios