El autocar siniestrado - AFP

Interior apunta a un fallo humano como causa del accidente de autobús de Tarragona

El conductor del autocar siniestrado es un hombre con experiencia que lleva 17 años trabajando en la misma compañía

TARRAGONAActualizado:

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha apuntado a un fallo humano como la principal hipótesis del accidente en el que esta madrugada han fallecido 13 estudiantes de Erasmus en la AP-7 en Freginals, Tarragona. «Es una causa humana indeterminada, pero más humana que técnica», ha expresado.

En declaraciones en Tortosa (Tarragona), el ministro también ha asegurado que el conductor ha dado negativo en las pruebas de alcoholemia y drogas, y que tanto el tacógrafo como los papeles del vehículo no presentaban ninguna anomalía.

La hipótesis del error humano es la que también maneja el consejero de Interior catalán, Jordi Jané, que se ha desplazado al lugar de los hechos. «Todo hace pensar que la causa no ha sido el punto kilométrico, seguramente se deberá a factores humanos», ha asegurado.

El conductor del autocar accidentado es un hombre con experiencia que lleva 17 años trabajando en Autocares Alejandro y sin ningún siniestro, según han explicado a EFE fuentes de la empresa, de Mollet del Vallès (Barcelona). Se le consideraba un hombre con experiencia en conducción.

Además, el autobús accidentado cumplía todas las normas de seguridad, había pasado la ITV cuando le tocaba y era un vehículo de unos tres años de antigüedad de la marca Mercedes. También contaba con control antiderrapajes y estaba «a la última» en medidas de seguridad, ha asegurado la misma fuente.

Según fuentes de Autocares Alejandro, de los cinco autobuses contratados por los estudiantes de Erasmus, tres eran de la compañía -uno de ellos el accidentado- y dos subcontratados.