Raúl de la Hoz y Luis Fuentes se estrechan la mano tras firmar el acuerdo entre PP y Ciudadanos
Raúl de la Hoz y Luis Fuentes se estrechan la mano tras firmar el acuerdo entre PP y Ciudadanos - F. BLANCO
Política

El PP firma eliminar aforamientos en las Cortes y acerca el «sí» de Cs al Presupuesto

Buscarán el acuerdo con otros grupos para quitar esta «garantía» y «privilegio» a los procuradores

VALLADOLIDActualizado:

Prendido con alfileres y prácticamente hilvanado. Así está el acuerdo entre Partido Popular y Ciudadanos para que la Junta de Castilla y León pueda dar los últimos remates y coser el proyecto de Presupuestos para 2018, cuya confección está ultimando. Y es que, si bien el entendimiento entre ambas fuerzas políticas no es absoluto, según reconocieron ayer sus portavoces, Raúl de la Hoz y Luis Fuentes, las negociaciones van por buen camino y están «cerca» de certificar el acuerdo definitivo que permitirá a la Junta tener la certeza de que sus Cuentas para el próximo ejercicio saldrán adelante en las Cortes, con las costuras algo menos ceñidas después de aflojarse con un mayor techo de gasto no financiero.

De hecho, confían en que sea la «próxima semana» cuando ambos responsables de los grupos estampen de nuevo su firma en otro documento que permita que los cinco escaños de la formación naranja se sumen -vía voto a favor o abstención- a los 42 del PP, y los Presupuestos se puedan aprobar en tiempo. Precisamente, el tercer punto del documento firmando ayer fija que los dos «asumen el compromiso firme de culminar, en los próximos días, un acuerdo con la Junta de Castilla y León» que «permita» tanto la aprobación de las Cuentas como la Ley de Medidas Tributarias que las acompañan.

Antes de llegar a ese tercer punto, otros dos por encima, que se suman a la pareja de «condiciones» reclamada por Ciudadanos para su «sí» ya dado al techo de gasto no financiero presupuestario. Ahora, por un lado, eliminar aforamientos, por otro, «agilizar» la propuesta de la formación naranja para reformar la Ley Electoral de Castilla y León. Junto al desbloqueo de las comisiones de investigación y la proposición sobre la elección de los senadores autonómicos ya comprometidas conforman los cuatro puntos que «una vez que se han cumplido», dijo Fuentes, «sí es fácil» llegar a este nuevo acuerdo. «No sé si para ellos -el PP- ha sido tan fácil digerir» los avances en «regeneración», entre los que Fuentes destacó la supresión de aforamientos.

Sin querer decir si había sido «fácil o difícil», el portavoz popular destacó que enfrente había «encontrado un socio leal, responsable y comprometido» que «me gustaría que dijera que ha sido fácil». Además, De la Hoz incidió en varias ocasiones en que ya en el programa del PP de cara a las elecciones de 2015 llevaban su compromiso de suprimir aforamientos.

Llamada al «todos»

Precisamente este punto, que supone que los aforados dejen de ser juzgados por los tribunales superiores de justicia y pasen por los ordinarios, es el primero del acuerdo, en el que PP y Cs quieren implicar al resto de fuerzas sentadas en las Cortes. Así, incluyen presentar a los otros grupos su «voluntad» de registrar una iniciativa para la reforma del artículo 22.2 del Estatuto de Autonomía -en el que está recogida esta figura jurídica que Fuentes incidió en llamar «privilegio» y De la Hoz, «garantía»-.

Eso sí, «condicionada» a que «sea firmada unánimemente por todos los grupos parlamentarios». Lo harán, dijo el popular, «con la esperanza» de que «puedan sumarse». «Esperamos que todos estemos a la altura» para «de una vez por todas» eliminar algo «impensable en el siglo XXI», subrayó Fuentes, quien valoró que ya han hecho «lo más difícil», que es «arrastrar» al PP al cambio de la norma en este sentido. Ahora Fuentes confía en que especialmente los portavoces de PSOE, Luis Tudanca, y Podemos, Pablo Fernández, también estampen su rúbrica en ese compromiso de reforma. «Hasta que no firmen el acuerdo, que no den lecciones de regeneración a los demás», advirtió ante las críticas de los otros partidos de la oposición a su negociación de las Cuentas con el PP y la Junta.

Por el momento, esa supresión de aforamientos que pretenden -y en la que sólo avanzarían con el apoyo del resto de fuerzas sentadas en la Cámara- únicamente afectaría a los 84 procuradores. El caso de esta figura aplicada a los miembros del Ejecutivo es un concepto «más amplio» que «debe ser afrontado a nivel nacional», señaló De la Hoz, quien precisó que ya existen «contactos» de sus formaciones en este sentido. Fuentes reconoció que su partido aboga por la eliminación total, pero valoró que con esta propuesta «prácticamente el 90%» de los aforados pierden este «privilegio».

Sin plazos «concretos» para intentar fraguar ese acuerdo, la «voluntad» inicial de PP y Cs es comenzar de «inmediato» los trabajos de la propuesta que presentarán al resto. «En los próximos días» concretarán «el alcance» de la supresión de los aforamientos, que puede ir desde la «absoluta» a la «parcial» en virtud del delito, para buscar la firma de todos a la reforma puntual que pretenden del Estatuto, una vez descartado un cambio más profundo, pues se ve «imposible» en estos momentos.

Tanto De la Hoz como Fuentes confiaron en que esta legislatura las Cortes den el sí, aunque la ley tiene que ser convalidada luego en el Parlamento Nacional, donde comprometieron el voto a favor de PP y Cs, aunque también expresaron sus dudas de que otras formaciones «respondan» a lo que los suyos puedan haber acordado en Castilla y León.

Con «limitaciones»

El segundo punto del acuerdo incluye que el PP «agilizará» la tramitación parlamentaria de la iniciativa de Cs para reformar la Ley Electoral de Castilla y León. Eso sí, advirtió De la Hoz, «teniendo en cuenta las limitaciones» jurídicas y competenciales de la Comunidad, ya que esta norma está «absolutamente vinculada» a la ley nacional de régimen electoral. También aquí las posiciones «están cercanas», dijo. Fuente valoró el «compromiso» popular para «desbloquear» esta reforma «ambiciosa» en la que Cs plantea reducir los gastos electorales y subvenciones a los grupos, que haya primarias para elegir a los candidatos de los partidos o el desbloqueo de las listas.

Con estos mimbres, «ahora tenemos que avanzar con rapidez» para cerrar el acuerdo que permita definitivamente sacar adelante los Presupuestos de 2018. De la Hoz agradeció a Cs «su lealtad, responsabilidad y posición absolutamente constructiva». «Coincidimos, por encima de las diferencias, en que nos une el bienestar y futuro de los castellano y leoneses», que «merecen estabilidad económica y política». También Fuentes consideró «importantísimo» ponerse manos a la obra para intentar cerrar ese acuerdo al que plantean medidas «que mejoran la vida» de los ciudadanos. Es más, sí PP y Junta aceptan el paquete de medio centenar de propuestas naranjas, «para mí será muy fácil aprobar los Presupuestos», reconoció el portavoz de Cs.