Pizarras digitales en el colegio público García Quintana de Valladolid
Pizarras digitales en el colegio público García Quintana de Valladolid - F. HERAS
Educación

La mínima brecha entre centros públicos y concertados, otra clave del éxito de Castilla y León en PISA

El informe revela que no llega al 1%, mientras la media nacional es del 30

ValladolidActualizado:

Un sistema de calidad y homogéneo. Esas fueron las dos principales características de la educación de Castilla y León a las que se refirió ayer en las Cortes el consejero del ramo al hacer un análisis del sistema educativo regional en el ecuador de la legislatura. Tras esos dos años se ha logrado un sistema «más sólido» avalado por evaluaciones externas internacionales. Y es que, no sólo es que el informe PISA coloque a la Comunidad al más alto nivel internacional, dijo, sino que también refleja que apenas hay diferencia de resultados entre aquellos que acuden a los centros concertados y a los públicos. Esa brecha es la menor de España y apenas llega al 1%, mientras que a nivel nacional la tasa diferencial roza el 30%.

Al ofrecer estos datos, el consejero no dudó en reconocer que los logros conseguidos son fruto del trabajo del profesorado, de los estudiantes, pero también de las familias. Sin embargo, pese a los buenos resultados cosechados, aún se puede mejorar. Así, recordó que su departamento pondrá en marcha un plan global de mejora en los centros con peores resultados y un programa específico para frenar el abandono escolar en FP.

Oposiciones

Para seguir avanzando en calidad deberá contar también con profesionales «motivados», reconoció. Su intención es que se pueda recuperar al final de la legislatura todo el profesorado que se redujo debido a la crisis económica y aseguró que ya el próximo año habrá oposiciones de Secundaria en las que se ofertarán 1.200 plazas.

Las familias seguirán «contando» para el departamento dirigido por Fernando Rey. Por ello, aseguró que, de un modo particular y en el seno del Consejo Escolar, se tendrá en cuenta su opinión para un «análisis de los tiempos escolares», en el que se incluirá el debate de las vacaciones de Semana Santa.

La equidad es otro de los puntos marcados en la «hoja de ruta» de la Consejería para esta legislatura. En este apartado, aseguró que la previsión es que, si la progresión sigue como hasta ahora, la mitad de los alumnos de las etapas obligatorias puedan tener libros gratis el próximo curso, señaló.

Importantes pasos se han dado también en el ámbito universitario, a través de un pacto de titulaciones firmado con todos los centros. La investigación también será un punto clave en lo que resta de legislatura. Con la intención de que los principales centros ligados a la universidad puedan jugar en « la liga nacional e internacional» y acceder a las más importantes líneas de financiación estatales y europeas se habilitará una línea de financiación de 15 millones de euros a partir del próximo año y hasta 2020, siempre que los Presupuestos regionales para 2018 salgan adelante, anunció el consejero.

«El programa de legislatura está prácticamente cumplido», aseguró Rey, que pidió a los procuradores presentes que ayuden a detectar las posibles áreas de mejora. La «autocomplacencia» de un discurso «alejado de la realidad educativa» fue la crítica común de los grupos de la oposición.