Medio ambiente

Extinguido al noveno día el mayor incendio forestal del verano en Castilla y León

El fuego ha quemado más de 3.000 hectáreas en el entorno del parque natural Arribes del Duero en la provincia de Zamora

Los servicios de extinción, trabajando en las primeras horas tras declararse el incendio en Pino del Oro
Los servicios de extinción, trabajando en las primeras horas tras declararse el incendio en Pino del Oro - ICAL

Nueve días han necesitado los servicios de extinción de incendios para dar por completamente apagado el que, hasta el momento, es el mayor incendio forestal desatado en Castilla y León en lo que va de verano. Se trata del fuego declarado el pasado 29 de julio en el entorno del parque natural de Arribes del Duero en la provincia de Zamora.

De carácter intencionado y con dos focos de inicio de la ignición en los términos municipales de Pino del Oro y Castro de Alcañices, el fuego ha consumido un total de 3.066 hectáreas de terreno, según datos de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León. 1.491,67 hectáreas calcinadas son de matorral de jara, retama y monte bajo de encina; 710,72, de arbolado de encina y rebollo; 559,9, de superficie agrícola; 303,13, de pastos y 0,76 hectáreas, de otro tipo de terreno.

El fuego tardó cuatro días en quedar controlado y no ha quedado extinguido hasta las siete de la tarde de este domingo, tras nueve días de labores de los servicios de extinción sobre el terreno.

En las primeras horas tras su declaración se vivieron los momentos de mayor peligro, cuando el fuego quemó un vehículo autobomba de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y las llamas alcanzaron una explotación ganadera. Además, obligó a cortar el tráfico en la carretera Nacional 122 y se quedó en las inmediaciones del casco urbano de Bermillo de Alba.

Toda la actualidad en portada

comentarios