Castilla y León

Cuando el Toro de la Vega estuvo prohibido y otras claves sobre el festejo

El polémico evento no se celebró entre 1966 y 1970. Dos animales fueron indultados en la década de los 90. Destinados a descansar el resto de sus días, uno murió por las heridas y otro abatido por la Guardia Civil

El toro es perseguido por lanceros a pie y a caballo hasta darle muerte
El toro es perseguido por lanceros a pie y a caballo hasta darle muerte - ICAL

La Junta de Castilla y León ha aprobado un decreto ley que modifica el Reglamento de Espectáculos Taurinos y que prohíbe la muerte de reses en presencia de público en espectáculos taurinos populares, lo que incluiría el Toro de la Vega de Tordesillas.

El Gobierno de la comunidad no impide la celebración del torneo del Toro de la Vega, pero sí que el animal muera lanceado, ha explicado hoy la portavoz de la Junta, Rosa Valdeón.

¿Qué es el Toro de la Vega?

La Oficina de Turismo define el Toro de la Vega como «un exponente más de la tradición taurina de España». Según su página web, el torneo se basa en medir las fuerzas entre el ser humano y un toro, «de acuerdo con los cánones establecidos, transmitidos oralmente de generación en generación».

En síntesis son que sólo puede alancearse al toro dentro de los límites establecidos, de forma que nadie puede molestar al toro, ni antes de entrar, ni después de salir de los límites, y que el torneo se debe celebrar en campo raso, estando prohibido cualquier tipo de vehículo; y que ambos, toro y torneante, deberán estar en igualdad de condiciones, el toro con sus defensas naturales, y el torneante, bien a pie o a caballo, provisto únicamente de una lanza.

¿Por qué genera tanta polémica?

El Ayuntamiento y aficionados de toda España defienden la celebración del festejo por tratarse de un evento con gran tradición y argumenta que se trata de «un rito cultural ancestral, en el que hombres y mujeres se enfrentan, libre y voluntariamente».

Por su parte, los grupos animalistas y asociaciones de veterinarios critican el festejo y piden su abolición, argumentando que el animal padece enormes sufrimientos. La Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia asegura que la forma de matar al animal es «especialmente cruenta, ya que la acción de las lanzas le causa profusas hemorragias, traumatismos y empeoramiento de la deshidratación que ya padece al final del espectáculo» y señala que «la puntilla, el método que se utiliza para rematarlo, no provoca la muerte instantánea, y está prohibida en todos los mataderos de la UE hace muchos años por considerarse un método cruel de dar muerte a un animal».

¿Siempre se ha celebrado?

No. El festejo estuvo vetado entre 1966 y 1970, ante la fortísima presión popular luego de la crudeza de unas imágenes emitidas en el No-Do en la segunda mitad de la década de los 50.

¿Puede ganar el toro?

De acuerdo con la normativa hasta la fecha del festejo, el animal será el vencedor del festejo y será indultado si logra rebasar los límites sin que el torneante le haya alcanzado. Que se tenga constancia, esto únicamente ha sucedido en dos ocasiones, ambas en la década de los 90: en 1993 y 1995. Ambos animales deberían disfrutar de descanso, comida y agua en abundancia durante el resto de sus vidas, pero ninguno pudo: el primero murió por causa de las heridas provocadas y el segundo por los disparos de la Guardia Civil, que fue incapaz de sacar al animal del maizal donde se había ocultado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios