Celebración del Toro de la Vega en Tordesillas el pasado mes de septiembre F. HERAS
TOROS

La Junta de Castilla y León impide la muerte del animal en el Toro de la Vega

Prohíbe por decreto acabar con el morlaco en presencia de espectadores en el espectáculo de Tordesillas

ValladolidActualizado:

La Junta de Castilla y León ha dictado este jueves un decreto ley por el que acuerda la suspensión del Toro de la Vega tal y como se viene celebrando cada martes después del 8 de septiembre en la localidad vallisoletana de Tordesillas.

El decreto no prohíbe la celebración del festejo taurino en sí, sino la muerte del animal en presencia de espectadores, por lo que no podrá ser alanceado hasta su fallecimiento.

Una decisión que, en principio, pone punto y final a un festejo histórico acompañado en los últimos años por la polémica y los enfrentamientos entre los partidarios y detractores. Según el consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, este dictamen toma para «proteger la tradición» y «adaptarla a la sociedad y sensibilidad del siglo XXI».

El decreto, que entrará en vigor este viernes, fija que queda «prohibido dar muerte a las reses de lidia en presencia del público de espectáculos taurinos populares y tradicionales». Afecta a encierros (urbanos, mixtos y de campo), vaquillas, capea y probadilla, así como concursos de recortes.

De origen medieval, fue declarado de interés turístico en 1980 y espectáculo taurino tradicional en 1999.

«Han perdido el norte»

El vicepresidente del Patronato del Toro de Vega, Ramón Muelas, considera que la Junta «ha perdido el norte» tras el decreto y ha advertido que «lucharán» por lo que considera una de sus «tradiciones más queridas»

Muelas, en declaraciones a Europa Press, ha aseverado que en el pecado «está la penitencia» al tiempo que ha pedido a los «miles de torneantes» que acuden al festejo del Toro de la Vega que «obren en consecuencia» y no «voten, ni en broma» a quienes han firmado el decreto ley.

Victoria «a medias»

Las asociaciones animalistas, sin embargo, se han mostrado favorables a la decisión que ha tomado la Junta aunque, advierten que seguirán tomando medidas para que el Toro de la Vega, así como otros festejos en los que los animales puedan resultar maltratados, acaben en España.

«Lo consideramos como una victoria a medias, pero sí que es un primer paso para la abolición definitiva del Toro de la Vega y de otros espectáculos que maltraten animales», ha explicado la presidenta del partido animalista PACMA, Silvia Barquero, a ABC.

Noemí Rodríguez, portavoz de la Asociación Nacional para la Defensa de los Animales, ha calificado este hecho como «un triunfo moral» para los animalistas, entre los que también hay, sin embargo, un sector crítico. «Si no lo matan pero lo torturan, es lo mismo», lamenta Carmen Méndez, presidenta de la Asociación en Defensa de los Derechos del Animal.

«Contrario a derecho»

Por su parte, el alcalde de Tordesillas, el socialista José Antonio González Poncela, anunció este mismo jueves que el Ayuntamiento que dirige llevará a los tribunales, por ser «contrario a derecho», el Decreto-Ley aprobado por la Junta que obligará a modificaciones en el festejo del Toro de la Vega.