España

El Colegio de Médicos de Toledo, amenazado por un edificio en ruinas

El arquitecto José Antonio Rosado advierte de un probable colapso general del inmueble

MANUEL MORENO Toledo - Actualizado: Guardado en:

«Si hay una desgracia aquí, me quito la vida». La desgarradora expresión es de Juan José García Cruz, secretario general del Colegio Oficial de Médicos de Toledo. Habla del edificio en ruinas que amenaza con caer sobre su sede, situada en el número 16 de la calle de Núñez de Arce, en el corazón del casco histórico de la capital regional.

La frase de García Cruz no es gratuita. Su temor se acrecienta ahora tras oír al arquitecto José Antonio Rosado exclamar: «¡Ese inmueble puede colapsar en cualquier momento y llevarse por delante parte del colegio!». Ese destartalado edificio, en el número 12 de la misma calle, se levanta hasta ocho metros sobre un patio exterior del colegio que tiene debajo el salón de actos.

Esas palabras de Rosado están plasmadas con un lenguaje más técnico en un informe que, con carácter de urgencia, elaboró este lunes para el colegio de médicos por los cascotes que cayeron del ruinógeno inmueble por las intensas lluvias durante el fin de semana. «Los derrumbamientos hoy constatados [por este lunes] pueden constituir el comienzo de un colapso general de la parte del edificio» que linda con el colegio, escribe el arquitecto. «Un eventual derrumbamiento de dicha parte del edificio sobre el patio del Colegio de Médicos, con una carga estimada de más de 80 toneladas, supondría, cuando menos, el colapso del salón de actos», advierte.

Prohibida la entrada

Como medidas de seguridad, ya hace meses que se prohibió el acceso a ese patio, mientras que el salón de actos quedó este lunes clausurado. Al peligro de derrumbe se ha sumado otro hecho: el salón amaneció inundado por aguas que se filtraron desde el edificio en ruinas el fin de semana.

El estudio del arquitecto José Antonio Rosado acompañará el acta levantada por el notario Ignacio Carpio y que el colegio enviará ahora al Ayuntamiento de Toledo, que también cuenta con el informe redactado por la Policía Local.

No obstante, desde hace tiempo en el Consistorio tienen constancia del riesgo que sobrevuela la sede el colegio de médicos, inaugurada en octubre de 2015 en el mismo solar donde estuvo la antigua. Ese mismo mes, su presidente, Luis Rodríguez Padial, envió un escrito, acompañado también de un informe del arquitecto José Antonio Rosado, para pedir al Ayuntamiento que exigiera a los dueños del inmueble su reparación y conservación. «[Su] estado de abandono y ruina es más que ostensible», afirmaba Rodríguez Padial, quien advertía de los riesgos hacia bienes y personas en el escrito, registrado el 15 de octubre de 2015.

El Ayuntamiento, que contestó casi cuatro meses después, informó al colegio el pasado 12 de febrero de que el arquitecto Tomás Moreno Rodrigo comunicó al Consistorio el 29 de enero que la propiedad del edificio le había encargado la redacción del proyecto de rehabilitación del inmueble, para lo que necesitaría un mínimo de tres meses.

Piedras que cayeron del ruinoso inmueble debido a las últimas lluvias
Piedras que cayeron del ruinoso inmueble debido a las últimas lluvias- Ana Pérez Herrera

Pero ante la falta de noticias y «dada la creciente preocupación que el estado del edificio colindante supone», el presidente del colegio de médicos envió otro escrito al Ayuntamiento el pasado 18 de octubre. Rodríguez Padial no ha recibido contestación todavía.

El pavor del secretario general del colegio está cimentado sobre recuerdos. En marzo de 2010, dos derrumbes consecutivos procedentes del ruinoso edificio «desplazaron» la estructura de la antigua sede del colegio, un edificio cerrado y abandonado desde hacía 20 años. Ahora en el patio cubierto hay fotografías que lo atestiguan. García Cruz no quiere que la historia se repita. Podría ser espeluznante.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios