España

El Rey recibe las credenciales de seis nuevos embajadores en España

Se trata de los representantes diplomáticos de Japón, Grecia, Rumanía, Malí, Noruega y Myanmar

El nuevo embajador de Japón, Masashi Mizukami (d), saluda al rey Felipe
El nuevo embajador de Japón, Masashi Mizukami (d), saluda al rey Felipe - EFE
EFE Madrid - Actualizado: Guardado en:

El nuevo embajador japonés, Masashi Mizukami, ha presentado hoy sus cartas credenciales al Rey, con quien ha tratado el estado de las relaciones bilaterales entre España y Japón medio año después de que los Reyes suspendieran su viaje oficial al país debido a la coyuntura política española.

Don Felipe y Doña Letizia pretendían desplazarse a Japón y Corea a mediados del mes de abril, pero el viaje habría obligado al jefe del Estado a ausentarse de España casi una semana en fechas que se consideraban decisivas dentro del proceso político con el que se buscaba una investidura exitosa tras las elecciones del 20-D.

La suspensión de la visita fue notificada al emperador Akihito de Japón, y se produjo después de que la provisionalidad política ya hubiera obligado a suspender en febrero otro viaje de los Reyes a Arabia Saudí y la visita de Estado al Reino Unido de Felipe VI y la Reina Letizia programada del 8 al 10 de marzo.

El Rey y el representante japonés han tenido oportunidad de conversar a puerta cerrada, acompañados por el subsecretario del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, Cristóbal González-Aller Jurado, sobre los principales aspectos de las muy estrechas relaciones que mantienen los dos países.

El Rey acaba de regresar de Nueva York, un viaje que ha realizado junto a la Reina Letizia para participar en la Asamblea General de la ONU y la cumbre de alto nivel sobre refugiados.

Seis nuevos representantes diplomáticos

Mizukami es el primero de los seis representantes diplomáticos a los que el jefe del Estado ha recibido en el Palacio Real, de acuerdo con el vistoso protocolo con el que siempre se celebra la presentación de cartas credenciales de los embajadores acreditados en España.

Le han seguido los embajadores de Grecia, Christodoulos Lazaris; Rumanía, Gabriela Dancau; Malí, Abdoulaye Koumare; Noruega, Helge Skaara y Myanmar, U Han Thu.

En todos los casos, el Monarca, con uniforme de gala de capitán general de los Ejércitos, les ha esperado de pie, en el centro de la Cámara Oficial.

A su lado se ha situado el subsecretario de Exteriores -en ausencia del ministro, que esta semana se encuentra en Nueva York con motivo de la Asamblea General de la ONU- y tras ambos, el jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín, el del Cuarto Militar, contralmirante Juan Ruiz Casas, y el consejero diplomático, Alfonso Sanz Portolés.

La ceremonia

El ceremonial establece el introductor de embajadores, un diplomático también vestido de gala, se encarga de anunciar a cada uno de ellos.

Tras presentarse al Rey y entregarle sus credenciales, el nuevo embajador presenta al monarca a los altos cargos de su embajada, situados en un lateral de la sala y que según marca el protocolo no pueden dar la espalda al jefe del Estado, por lo que tienen que caminar de espaldas una vez que han estrechado su mano.

Seguidamente, el Monarca invita al embajador que acaba de presentarse a entrar en una cámara contigua para celebrar una reunión, en este caso en presencia del subsecretario.

Todo este ceremonial responde a una fórmula que data del siglo XVIII, y que incluye el traslado en carroza de cada uno de los embajadores desde el cercano Palacio de Santa Cruz, sede del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Las carrozas son conducidas por personal de Patrimonio Nacional vestido de época, y a su llegada al patio de la armería del Palacio de Oriente los embajadores son recibidos con la interpretación del himno nacional de sus países por los músicos de un destacamento de 200 soldados de la Guardia Real debidamente formados

Toda la actualidad en portada
publicidad