Mariano Rajoy y José Miguel Bravo en junio de 2017 en Madrid
Mariano Rajoy y José Miguel Bravo en junio de 2017 en Madrid - ABC

¿Por qué no regresa Bravo de Laguna al PP canario?

El histórico líder centrista de las islas ultima el refuerzo de su partido Unidos por Gran Canaria para los comicios de junio de 2019. Ciudadanos ya tiene implantación en 44 municipios insulares y supera los 6.000 afiliados

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

El que fuese líder del PP de Canarias y presidente de los grancanarios entre 2011 y 2015, José Miguel Bravo de Laguna, ultima el refuerzo del partido que fundó en las últimas elecciones autonómicas y que arrastró al PP canario a perder las posiciones de poder que mantenía en las islas.

Bravo de Laguna abandonó el PP por discrepancias con el entonces dirigente José Manuel Soria. Organizó una coalición electoral que se llama Unidos por Gran Canaria que tiene acuerdos de asociación con otras corrientes que salieron del PP o de Coalición Canaria (CC).

La salida de Bravo quitó votos al PP, que perdió el Cabildo de Gran Canaria y el Ayuntamiento de la ciudad de Las Palmas. En 2015, Soria quería restar peso insularista al PP grancanario a fin entrar en el Ejecutivo regional con CC. Al final: el PP canario no tiene control de nada. Salvo dos o tres municipios rurales de escaso peso decisorio.

El partido de Bravo de Laguna maneja varias opciones de cara a 2019: CC y Ciudadanos. De momento, forma parte de una coalición de gobierno en San Bartolomé de Tirajana con el AV-PP y su partido asociado en Mogán ha establecido acuerdos con CC. La novedad radica en el que el PP canario estaría tanteado la posibilidad de invitarle a regresar a esta formación.

En el congreso de fundación de su partido de 2017, Bravo dijo que su teoría se basaba en el pragmatismo porque precisa una coalición electoral regional potente a fin de disponer de presencia en el Parlamento de Canarias y entrar en el gobierno de Gran Canaria. Y eso, de momento, se lo ofrece CC y Ciudadanos. La opción del PP estaba totalmente descartada.

Resistencias

El presidente del PP de Canarias tras la salida de José Manuel Soria, Asier Antona, habría mantenido en enero contactos con Bravo de Laguna, según ha podido saber ABC de diversas fuentes «populares». Antona cuenta con la resistencia a este cambio, entre otros, de la presidenta del PP de Gran Canaria, Australia Navarro.

El PP obtuvo en las elecciones de 2015 en Gran Canaria 79.652 al Parlamento de Canarias y Unidos por Gran Canaria 23.428 votos. En 2003, el PP de Gran Canaria, bajo el control de Soria, logro la mayoría absoluta en la isla tras un acuerdo con el Partido de Gran Canaria de Onelio Ramos. Entonces Bravo de Laguna estaba fuera de la política.

Renovación imposible

En marzo se cumple un año desde la llegada de Antona a la dirección del PP de Canarias mediante un congreso con amplio respaldo. Era la época en la que el PP negociaba entrar en el Gobierno de Canarias de CC.

El líder popular canario tuvo un gran respaldo, más de 3.000 avales, con la perspectiva de sus afiliados de recuperar el poder autonómico en las islas; pero optó apoyar a CC sin formar parte del Ejecutivo regional de Fernando Clavijo.

En Gran Canaria, donde es clave ganar para formar gobierno en las islas por el peso poblacional que tiene, el PP se encuentra atrapado por una renovación imposiblede culminar porque sus líderes siguen el modelo «y las formas de implantación que hubo en la época de Soria», apunta un dirigente del PP insular consultado por ABC. El mismo protocolo sistémico que provocó la salida de Bravo de Laguna del PP canario.

De otro, diversos dirigentes del PP canario mantienen desde octubre de 2017 contactos con el CC y Ciudadanos de cara a las primarias de estas formaciones en 2019. El pasado mes de enero un antiguo concejal de Urbanismo del PP en Tenerife ingresó en Ciudadanos.