La educación infantil del Canarias impulsa el ahorro de agua en las casas y a la eficiencia en los residuos orgánicos
La educación infantil del Canarias impulsa el ahorro de agua en las casas y a la eficiencia en los residuos orgánicos - ABC

Los canarios son los más ahorran agua en la UE

Un estudio nórdico apunta que las emisiones por movilidad son inferiores la media de la UE

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Fuera tópicos. Los canarios, a los que los grupos de presión medioambientales siempre han querido estigmatizar para pasar facturas a las administraciones con las que realizar campañas de ahorro de energía y realizar estudios, son excelentes defensores del medio ambiente.

Un estudio científico,, publicado este verano, de Diana Ivanovad, de la Energía e Ingeniería de Procesos de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Noruega, al que ha tenido acceso ABC, detalla múltiples datos sobre la generación de huella de carbono en las casas de los isleños.

La costumbre de no desperdiciar agua en las casas y la educación en los comedores escolares ayuda a que en las islas haya niveles reducidos de contaminación en el ámbito privado respecto al resto de España y media de la UE. Y es cierto: en las islas está muy mal visto tener el grifo abierto más allá de lo imprescindible.

El informe ha sido uno de los empleados por la Universidad de Ciencia y Tecnología de Noruega para analizar la huella del carbono en las regiones de la UE. Para ello, han empleado una herramienta informática que, entre otros, pone de relieve los esfuerzos de los canarios en sus casas en favor del medio ambiente.

Indicadores

Este es el primer estudio científico para cuantificar emisiones contaminantes por regiones asociados al consumo de los hogares en un marco amplio en toda la Unión Europea. Así, rastrea el impacto de las emisiones de carbono en cadenas de suministro globales que aportan a la UE sus distintas regiones. Obviamente, tiene en cuenta el consumo del sector servicios (turismo),y la ubicación de las islas a efectos de transporte, entre otros.

Uno de sus indicadores trata las emisiones contaminantes por el transporte privado. Donde peor parada salen las islas en la contaminación por consumo de agua del grifo, cosa lógica por la influencia de la desalación. Por los demás: los canarios son unos campeones en España en la correcta utilización que hacen de los recursos naturales. Otro dato positivo: en Canarias es donde más se ahorra agua en toda Europa para hacer de comer.

Canarias, que tiene 2.044.163 habitantes, con una densidad de 276 habitantes por kilómetro cuadrado, emite 9.178 toneladas de CO2 per cápita. La media de España, 11.200 toneladas per cápita y la UE, es decirde media 11.468 toneladas. En Aland, una isla de Finlandia, esa huella de carbono, con una densidad de 18 habitantes por kilómetro cuadrados, es de 15.000 toneladas por año. La diferencia se debe al gasto en calefacción en esa isla nórdica.

Captar más inversión

¿Para qué sirven estos datos que se han agrupado por parte del centro de investitación nórdico? Se ha hecho, entre otros, para ayudar a las empresas internacionales a ubicarse en territorios donde las emisiones contaminantes tienen margen de crecimiento. ¿Significa eso que Canarias puede acoger a empresas contaminantes? No, porque su industria es el turismo.

Los indicadores pueden ayudar a meditar en las islas las posibilidades de renovar el parque móvil de los particulares a vehículos más eficientes, considerar cómo tienen los reguladores que organizar las redes de carreteras, el tipo de turismo o las tasas municipales sobre residuos.

Las emisiones de un queso de Gáldar

El estudio de los científicos de Universidad de Ciencia y Tecnología de Noruega, a medio plazo, permitirá saber cuánto contamina un queso de Gáldar (Gran Canaria) en una tienda de San Mateo o una un litro de vino de Guía de Isora (Tenerife) en un bar de La Orotava así como las emisiones por limpiar el piso de una vivienda. Todo depende de los productos utilizados en la composición de un queso o el vino. Esto es ampliable a 15.909 sectores.

Que no deje huella

La huella de carbono de materiales no orgánicos (restos de animales o vegetales) en las casas canarias es de 6.900 toneladas por año, la media de España de 8.905 toneladas y la UE 9.498 tonelada. ¿Esto que puede significar? Que en las islas no se desperdicia la comida.

En materia de transportes particulares, el informe apunta sobre los materiales no orgánicos que las emisones por habitante y año suman 0,8 toneladas. La media de España es de 1,1 toneladas per cápita y la media de la UE suma 1,2 toneladas per cápita de CO2.

Así, las emisiones contaminantes por hacer de comer en las casas no llega ni a una tonelada por vivienda de CO2, (0,7) mientras que la media de España suma de media 1.070 toneladas y, en resto de la UE, 1,1 toneladas per cápita.

Huella hídrica

La huella hídrica en Canarias, la que se emplea para beber, cocinar y lavar en las casas, indica una 4.028 metros cúbicos per cápita en Canarias, 5.291 metros cúblicos de media de España y 7.162 metros cúbicos por persona en la UE de media.

Los residuos de agua por lavar prendas de abrigo, obviamente, en Canarias son muy baji por las buenas temperaturas que tienen los canarios. Para la ropa en términos generales, el gasto per cápita de agua en las casas insulares también es inferior respecto al resto de España y UE.

El material orgánico doméstico (plásticos, productos del petróleo, madera o papel, entre otros) provoca 4.173 toneladas en los hogares de las islas mientras que la media de España 5.214 toneladas y la UE una media de 4.834 toneladas per cápita.