Rajoy ayer durante su visita a Argentina - AFP

Todo el PP espera a Rajoy para decidir sobre Cifuentes

Génova medita «resistir» con la presidenta madrileña y que el partido de Rivera pague el precio de apoyar al PSOE

Buenos AiresActualizado:

El presidente Mariano Rajoy respondió ayer miércoles con un «no» rotundo cuando un asesor le preguntó si tenía previsto reunirse hoy mismo con Cristina Cifuentes, para intentar apagar un fuego que cada día que pasa va a más. «No voy a tener tiempo», le explicó. Rajoy salió ayer por la tarde de Buenos Aires y nada más aterrizar en Madrid atenderá una cuestión familiar, antes de acudir, a las dos de la tarde, al almuerzo oficial ofrecido por los Reyes en el Palacio Real al Príncipe Heredero de Arabia Saudí, Mohamed Bin Salman. A las cinco de la tarde, Rajoy lo recibirá en La Moncloa.

En realidad, Rajoy no tiene previsto reunirse con Cifuentes hoy, pero tampoco mañana, según fuentes próximas al presidente del Gobierno. El viernes preside el Consejo de Ministros a las 10, y a las 13 horas recibe al prime rministro de Dinamarca. Ambos ofrecerán luego una rueda de prensa conjunta. «No ha ninguna urgencia, el único que parece tenerla es Albert Rivera, pero no nosotros». El sábado viajará a Zamora, y tampoco parece tener ninguna intención de romper el fin de semana con este asunto.

No se trata tanto de falta de tiempo, como de querer llevar la iniciativa y no dejarse marcar el paso con un nuevo «chantaje» de Ciudadanos. Rajoy ha eludido responder a la prensa sobre esta cuestión, e incluso ha evitado tener un corrillo con los periodistas para no tener que entrar en el fondo de la cuestión, aunque La Moncloa ha marcado ya evidentes distancias. «Hay tiempo», fue lo más repetido estos días en el entorno de Rajoy al referirse a la presión que está metiendo Rivera. Algunas fuentes consultadas sí han echado en falta un poco más de mano izquierda, o de habilidad negociadora o dialogante, en los contactos previos que se han producido con Ciudadanos en niveles inferiores.

En La Moncloa no se descarta ningún escenario, sobre todo a la vista de las continuas novedades que ofrece el caso. Pero en privado se comenta que si Ciudadanos quiere apoyar una moción de censura con el PSOE y Podemos, «pues que lo haga, a ver qué resultado le da». En Génova empieza a calar esa sensación y se espera a que Mariano Rajoy regrese de Argentina para decidir qué hace ante el órdago planteado por Albert Rivera

Los populares se debaten entre dejar caer a Cifuentes para mantener el Gobierno de la Comunidad de Madrid, el poder. O «aguantar» con ella hasta el final. Pase lo que pase. «Esa es la cuestión. Esa es la decisión que tiene que tomar el jefe», reconocen ya en la cúpula del PP. No la sacrificarán tan fácilmente. Ni ella está pensando en dimitir. Un sector del partido, entre ellos varios barones, como publicó este diario el martes, consideran que Rajoy no puede consentir que Rivera se siga cobrando más cabezas. Creen que el chantaje no acabará nunca, que ya han pagado un alto precio. «Dejamos caer a Rita… luego fue Pedro en Murcia, lo que todos nos preguntamos es: ¿quién va a ser el próximo?», se cuestionó un líder regional tras la comida que reunió el sábado a Rajoy con los diecisiete presidentes regionales. «Se iría Cristina pero daría igual. Habrá otros. Lo que quieren es que caiga el PP».

En la dirección nacional admiten ya que la opción de resistir es real. No están buscando un sustituto a Cifuentes. No todavía. La clave en este momento es que el PP sabe que si vuelve a entregar la cabeza de una presidenta autonómica Rivera saldrá engordado sin desgaste alguno. Seguirá el PP pero muy debilitado.