Roger Torrent, de activista callejero a presidente del Parlament

El republicano, el hombre más joven de la historia en ocupar el cargo más importante del órgano regional, participó activamente en el referéndum ilegal del 1-O y también estuvo en las concentraciones ante las consejerias catalanas

Actualizado:

Roger Torrent hizo un llamamiento a recuperar «la normalidad institucional» en su discurso tras ser elegido nuevo presidente del Parlament. Ese día, su tono moderado ante el órgano regional fue valorado por los partidos.

Torrent es el presidente del Parlament más joven de su historia. El político ha tenido una meteórica ascensión en Esquerra Republicana desde que se afilió a sus juventudes. Torrent fue concejal de su pueblo a los 20 años, a los 28 alcalde y, diez años después, con 38, presidente del Parlament. Un órgano al que llegó tan solo hace cinco años, y del que hoy es el máximo representante.

Pero su tono concialiador tras su nombramiento, contrasta con las actitudes que el republicano ha mantenido durante el «procès». Precisamente, su perfil, netamente indenpendentista (que encaja con el paradigma de parte de los nuevos políticos catalanes, que hacen carrera desde las filas bajas de las formaciones y se identifican con el proyecto nacionalista), es uno de los valores que resaltan desde su formación.

Por ello, Roger Torrent participó activamente en el referéndum ilegal del pasado 1 de octubre. Durante aquella jornada, el ahora presidente del Parlament votó en una de las urnas ilegales, formó parte de una de las «mesas electorales» desde las que se controlaban los «votos» depositados.

También se le pudo ver en imágenes con las papeletas que se preparon para la consulta ilegal, con el «sí» marcado o posando a la entrada de uno de los colegios habilitados portando una de las urnas.

En una entrevista en La Xarxa, Torrent aseguró que «habrá referéndum, y los resultados se podrán aplicar porque serán legítimos, serán legales y serán completamente efectivos». Incluso, llegó a asegurar que el 1-O tendría reconocimiento, y apoyo, internacional. «Primero habrá un posicionamiento político, y luego reconomiento internacional», aseveró.

No es la única ocasión que Torrent se ha acercado al activismo nacionalista. También se le ha podido ver en una de las concentraciones ante las consejerias catalanas, convocadas por la ANC y Òmnium -formaciones que han sido considerados por la Justicia el brazo civil del independentismo y cuyos líderes agitadores- en apoyo a los políticos catalanes encarcelados por incumplir la ley en el 1-O.