Carles Puigdemont este domingo en Ginebra
Carles Puigdemont este domingo en Ginebra

Puigdemont dice ahora que hay alternativas a la independencia

«¿Es la independencia la única opción? Para nada. Hay otras», ha destacado Puigdemont en declaraciones a los medios de comunicación en Ginebra

Corresponsal en GinebraActualizado:

El expresidente catalán Carles Puigdemont ha asegurado este domingo que la independencia «no es la única solución» para Cataluña, y apuntó que «el modelo suizo» puede ser una de las opciones «más eficaz y atractiva». «¿Es la independencia la única opción? Para nada. Hay otras», ha destacado Puigdemont en declaraciones a los medios de comunicación en Ginebra antes de participar en un debate del Festival Internacional y del Foro sobre Derechos Humanos (FIFDH). El expresidente catalán abrió la posibilidad de que la totalidad de los españoles se pronuncie sobre el independentismo catalán.

Puigdemont reiteró que no pensaba renunciar a su escaño en el Parlament y pidió al Gobierno que le permita delegar su voto. Esta su segunda salida de Bélgica, un intento de recuperar protagonismo en la escena internacional. En el acto también estuvo presente la exdiputada de la CUP Anna Gabriel.

El expresidente catalán se ha preguntado: «¿Hay un proyecto español para Cataluña, hay un proyecto de España para Cataluña en el que se pueda decidir el futuro a través de la decisión de los ciudadanos?» y ha insistido en la vía de la «negociación a partir del reconocimiento del otro y de sentarse en la mesa sin líneas rojas».

No es la primera ocasión en la que el expresidente de la Generalitat reniega del proceso independentista que él mismo —junto a su equipo de Gobierno— ha tratado de imponer en Cataluña. En una entrevista concedida desde Bruselas a El Punt Avui a principios de marzo, aseguró que no sería ninguna «tragedia» que se repitieran las elecciones autonómicas.

Este lunes, Puigdemont se reunirá con la exdiputada de la CUP Anna Gabriel en Ginebra para abordar la agenda política actual, pero no negociarán la investidura. «No he venido a ver a Anna Gabriel para desencallar ninguna negociación ni para negociar nada», ha afirmado en declaraciones a los medios en Ginebra.