El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando
El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando - EFE

El PP pide que los condenados por rebelión o sedición no puedan ser indultados

El Grupo Popular presentará una enmienda en el Congreso a la Proposición de Ley del PSOE de reforma de la Gracia de Indulto que podría afectar al futuro judicial de Puigdemont y Junqueras. También prohibiría delitos sexuales y terrorismo

MadridActualizado:

El Grupo Popular en el Congreso de los Diputados va a presentar una enmienda a la Proposición de Ley del PSOE sobre la reforma de la Ley de Indulto en la que se excluyen varios delitos. Según ha sabido ABC, el PP propone que no puedan ser indultados los condenados por sedición o rebelión. Esto significa que si Carles Puigdemont, Oriol Junqueras o cualquier otro político catalán investigado actualmente por estos delitos termina condenado, no podría recibir la medida de gracia.

La propuesta del Partido Popular mantiene la petición del PSOE de excluir de los delitos que podrían ser indultados los relacionados con la corrupción política cometidos por cargos públicos electos o altos cargos de la Administración. Se trata de los comprendidos entre los capítulos IV y XIX del Libro II del Código Penal, entre ellos el cohecho, el tráfico de influencias, la malversación, fraude y el delito de negociaciones prohibidas a funcionarios, entre otros.

El Grupo Popular también defiende en su propuesta la prohibición de indulto del delito de financiación ilegal de partidos.

Al margen de la corrupción política, el texto de la enmienda de adición que va a presentar el PP de forma inminente propone que no puedan ser indultados los condenados por violencia de género, como proponía el PSOE, y amplía a delitos de trata de seres humanos y los que atentan contra la libertad sexual. El texto que aportará el PP también quedarían fuera de la posibilidad de medida de gracia los reos por terrorismo, traición (ya estaba excluido), genocidio y delitos de lesa humanidad. La Ley de Gracia de Indulto data de 1870.

La propuesta socialista, que solo vetaba el indulto a los delitos de corrupción y violencia machista, tuvo el respaldo unánime de la Cámara en febrero de 2017. Algunos grupos, como el PP y Podemos, anunciaron que ampliarían el número de delitos sobre los que no debería caber medida de gracia alguna.