Vídeo: Puigdemont aterriza en Dinamarca - ATLAS

El delito contra la seguridad del Estado está penado en Dinamarca con cadena perpetua revisable

Estas son algunas de las incógnitas que plantea la euroorden solicitada por la Fiscalía

MadridActualizado:

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena tendrá que decidir en las próximas horas si reactiva la euroorden que él mismo desactivó el pasado 5 de diciembre al considerar que su tramitación podría volverse en contra de la causa que instruye por rebeldía si los delitos por los que Bélgica lo entregaba no eran los mismos por los que el juez le ha imputado aquí.

El magistrado tendrá que resolver la petición de la Fiscalía pronto, pues el viaje del expresidente de la Generalitat a Copenhague finaliza mañana martes. De allí Puigdemont volverá a Bruselas.

Estas son algunas de las incógnitas que plantea la solicitud de la Fiscalía.

¿Por qué ahora?

Para el Ministerio Público, el viaje relámpago de Puigdemont a Dinamarca abre un escenario nuevo respecto al de Bélgica, país al que la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela cursó la euroorden desactivada luego por el Tribunal Supremo. Dinamarca también tiene un acuerdo de colaboración con España en virtud del cual puede ser entregado.

¿De quién depende la decisión de que se reactive?

En primer lugar, de que que el juez Llarena acceda a la petición de la Fiscalía y considere que las circunstancias que le llevaron a desactivarla han cambiado.

¿Cuáles fueron esas circunstancias?

El juez justifico su decisión en que una hipotética entrega del reclamado solo por algunos delitos de los enumerados en la euroorden inicial (rebelión, sedición y malversación) implicaría que solo podría ser juzgado por aquellos por los que se acepta la entrega. Esto implicaría que estando imputados los 28 investigados por los mismos delitos, unos podrían salir más favorecidos que otros, cuando el plan de ruptura con el Estado fue orquestado por todos ellos en mayor o menor medida. Que el juez Llarena acceda a reactivar la petición dependerá de si considera que hay opciones de que en Dinamarca la rebeldía se considere también delito.

¿Existe el delito de rebelión en Dinamarca?

Al igual que en Bélgica, el tipo penal como tal no existe. Como informó ABC el sábado, fuentes jurídicas señalaron que desapareció del Código Penal en 1952. Sin embargo, y a diferencia de Bélgica, sí hay un delito similar a los hechos que se están investigando en España: delito contra la independencia o seguridad del Estado con violencia, penado en el artículo 98 del Código Penal danés hasta con cadena perpetua revisable. Es precisamente en este artículo en el que la Fiscalía basa su petición.

¿Qué sucedería si el juez Llarena accede?

Puigdemont sería detenido de forma inmediata y hasta que se resolviese la petición de entrega ya tendría que quedarse en Dinamarca. Las fuentes antes citadas señalaron que el procedimento de entrega en Dinamarca es más similar al español que al belga, donde la entrega se eterniza con multitud de recursos. Aquí es más un procedimiento administrativo.

¿Y si no accede?

La situación sería igual que antes de la petición de la Fiscalía, es decir, con la orden de detención solo vigente en España. Eso implica que el expresidente no puede poner un pie aquí sin ser detenido y conducido ante el juez Llarena. Parece difícil que el magistrado acuerde otra opción que no sea la prisión incondicional, como sucedió con los miembros de todo su gobirno salvo Santi Vidal. Semanas despuiés, el magistrado impuso fianzas y solo quedan en la cárcel el exvicepresidente Oriol Jiunqueras y los líderes de la ANC y Òmnium Cultural Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.