El PP balear no quiere que se cedan más espacios públicos para dar voz al independentismo

La formación popular pedirá que no se vuelva a ceder el Teatro Principal de Palma a la Obra Cultural Balear, mientras que Ciudadanos solicitará la comparecencia de la consejera de Cultura del Gobierno regional

Palma de MallorcaActualizado:

El PP balear presentará en el próximo pleno del Consell de Mallorca una propuesta pidiendo que no se vuelva a ceder el Teatro Principal de Palma a la Obra Cultural Balear (OCB). En la institución insular, que es la que gestiona este teatro, gobierna ahora un tripartito conformado por el PSOE, MÉS y Podemos. La petición del PP se produce después de la polémica suscitada a raíz del desarrollo de la «Nit de la Cultura» («Noche de la Cultura») celebrada el pasado 28 de diciembre. En dicha gala, organizada por la OCB, esta entidad entregó sus tradicionales reconocimientos anuales. Uno de los galardones entregados, el premio Gabriel Alomar, fue concedido de manera conjunta al presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, y al de la Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sánchez.

El acto contó con la presencia de la hasta ahora presidenta de la Diputación Permanente del Parlament de Cataluña, Carme Forcadell, que había sido invitada por la OCB. Forcadell fue recibida en el Teatro Principal con gritos de «llibertat!, llibertat!» («¡libertad!, ¡libertad!») por parte de la mayor parte del público presente, que además se puso en pie y aplaudió. Los altos cargos de la formación ecosoberanista MÉS presentes en la gala hicieron lo mismo, entre ellos la vicepresidenta del Gobierno balear, Bel Busquets; el presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat, y el alcalde de Palma, Antoni Noguera. En el transcurso de la «Nit de la Cultura», otro de los galardonados, reconocido con el premio Emili Darder, calificó de «fachas» al PP, PSOE y Cs.

El presidente del Parlamento balear, Baltasar «Balti» Picornell, de Podemos, asistió también a este evento cultural. La ausencia más notable fue la de la presidenta del Gobierno regional, la socialista Francina Armengol, que decidió no acudir a la gala. Cabe recordar que Armengol gobierna en la presente legislatura con el apoyo directo del PSOE y de MÉS por Mallorca, así como con el aval parlamentario de Podemos y de MÉS por Menorca.

Críticas de la oposición

Tras la celebración de la «Nit de la Cultura», el presidente del PP balear, Biel Company, pidió la «suspensión de las ayudas públicas a la OCB» cuando sirvan «para financiar el fomento de conductas contrarias al Estado de Derecho», mientras que el portavoz de Cs en la Cámara autonómica, Xavier Pericay, denunció que «el independentismo pancatalanista está colonizando todas las instituciones de Baleares». Por su parte, el presidente de la entidad Círculo Balear, Jorge Campos, anunció que presentaría una denuncia ante la Fiscalía por la presunta «incitación al odio» que habría tenido lugar durante el desarrollo de la mencionada gala.

Las críticas han continuado a lo largo de estos últimos días. Así, en el pleno celebrado ayer jueves en el Consell de Mallorca, el diputado del PP Mauricio Rovira interpeló al vicepresidente y consejero insular de Cultura, el socialista Francesc Miralles, sobre la «Nit de la Cultura». Miralles confirmó que el Teatro Principal fue cedido de forma gratuita a la OCB, al igual que había ocurrido en años anteriores. En cualquier caso, declinó pronunciarse sobre el controvertido desarrollo de la gala. Por su parte, Rovira lamentó que se hubiera cedido ese espacio público para rendir homenaje a «dos presuntos delincuentes».

Por otro lado, el portavoz de Cs en el Parlamento regional ha anunciado este viernes que pedirá la comparecencia de la consejera de Cultura del Gobierno balear, la ecosoberanista Fanny Tur, para que «justifique la financiación de la OCB». Pericay se ha pronunciado de ese modo después de que haya trascendido el coste televisivo de la retransmisión de la gala, que fue emitida por el canal autonómico IB3, primero en «streaming» y dos días después en diferido. El coste global ascendió a 10.000 euros, de los cuales 7.000 fueron aportados por IB3 y el resto por el Ejecutivo autonómico. «En Cs Baleares estamos hartos de la corrupción de un Govern que utiliza el dinero de todos los ciudadanos para financiar el independentismo catalanista», ha denunciado Pericay.

La OCB, creada en 1962, fue en el pasado un referente en la recuperación de la lengua y la cultura propia de las Islas, pero a lo largo de las dos últimas décadas ha pasado a ser, esencialmente, la principal entidad soberanista del Archipiélago. La OCB forma parte de la denominada Federació Llull, creada en Palma en 1990 y conformada también por Acció Cultural del País Valencià y por Òmnium Cultural. El actual presidente de la OCB es el escritor y poeta Jaume Mateu, quien en principio será relevado por el abogado Josep de Lluís el próximo mes de febrero. A lo largo de esta legislatura, dicha entidad está recibiendo subvenciones de las principales instituciones de Baleares y también de la Generalitat de Cataluña. El pasado año, la OCB recibió 60.000 euros de la Generalitat, así como 50.000 euros de manera global del Gobierno balear y 5.600 euros del Ayuntamiento de Palma.