Tv3 suspendió sus emisiones en apoyo de la huelga y no ha dudado en hacer apología del referéndum ilegal. Vídeo: Recuede cómo una presentadora de TV3 informó de la marcha de Barcelona contra la independencia
Independencia Cataluña

Tertulianos de TV3 y Catalunya Ràdio: «Son medios de agitación política»

Cuatro opinadores renuncian a volver a estos medios públicos por su sectarismo

BarcelonaActualizado:

«Estoy cansado. Solo se habla del monotema. Hay falta de pluralidad y las tertulias están descompensadas». Quien así habla es Antonio Gómez-Reino, periodista y el último de una larga lista de opinadores que no volverá a pisar un plató de TV3 o el estudio de Catalunya Ràdio hasta que estos medios no respeten la pluralidad de la sociedad.

TV3 y Catalunya Ràdio son los buques insignia de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), es decir, los medios de comunicación públicos de la Generalitat. El gobierno catalán dispuso para ellos, este año 2017, un presupuesto de algo más de 236 millones de euros.

Con su decisión, Gómez-Reino sigue el ejemplo de Nacho Martín, Joan López y Carme Valls que en las últimas dos semanas anunciaron, también, que renuncian a seguir «debatiendo» en las tertulias políticas de los medios públicos autonómicos. Martín y López son periodistas; Valls fue diputada autonómica del PSC. El motivo, el mismo: «TV3 y Catalunya Ràdio son medios de agitación política. Es un todos contra uno en las tertulias, donde además solo se habla de independentismo», señala López a ABC. Martín añade: «Ocurre todos los días, desde el detalle más simple hasta lo más rocambolesco. El día de la entronización del Papa Francisco, el debate era sobre si este Santo Padre sería más receptivo, o no, a las tesis nacionalistas. Y lo mismo ocurrió con la coronación de Felipe VI. Pones la radio por la tarde y España es franquismo, aunque sea un programa de humor».

No hace falta irse lejos en el tiempo (antes que ellos, Francesc de Carreras y Juan Carlos Girauta, por ejemplo, también renunciaron a seguir colaborando en este «show») para comprobar a lo que se refieren los cuatro excolaboradores de la CCMA.

Este sábado pasado, por la mañana, para comentar las medidas derivadas de la aplicación del 155 por parte del Gobierno, llevaron al plató de televisión a tres especialistas en la materia. Resultado: unanimidad contra el Ejecutivo. Disimularon por la tarde, después de dedicarle horas a recordar que a las cinco había una marcha en favor de los «Jordis», para protestar por la aplicación de la Constitución y, en definitiva, por «la independencia». Manejados por un presentador, nunca imparcial, cinco periodistas. Fue un cuatro (tres periodistas y el moderador) contra uno, mientras el quinto se mantuvo «equidistante». Por la noche, otro debate. Por allí pasaron representantes del gobierno catalán, del PDECat, de ERC, de CSQP y de la CUP. ¿Y los constitucionalistas? No van. Están «cansados del linchamiento en vivo y en diferido», pues no aparecen por casualidad en la pantalla los mensajes de los espectadores.

Chaqueta amarilla en plató

La traca de este fin de semana, ayer, domingo. Sutil. Pero sintomático. Presentadora del canal de información continua 3/24 (uno de los canales de la CCMA). Laura Solé. En amarillo pollito. Reluciente. Top y americana. Un enorme lazo andante. ¡Amarillo en televisión! ¿Por qué? Un día antes los manifestantes en Barcelona portaban lazos amarillos para exigir la puesta en libertad de los «Jordis». Mientras tanto, una y otra vez, las palabras de Guardiola (una autoridad en la materia) asegurando que la aplicación de la ley en Cataluña es una desgracia para Cataluña. En bucle. El CAC aseguró la semana pasada que TV3 es una televisión más plural que TVE y que el resto de las privadas. Y esto solo en los últimos días. Pero es así todos los días.