España

Iglesias y Errejón ya no disimulan y chocan públicamente sobre el futuro de Podemos

Los dos líderes se mandan mensajes en las redes sociales y a través de un mitin mostrando sus diversas posturas sobre el futuro

Iñigo Errejón junto a Pablo Iglesias en el Congreso. | Vídeo: La intervención de Iglesias que ha desatado la polémica. - EFE

No hay marcha atrás. Iñigo Errejón y Pablo Iglesias quieren un Podemos con estilos bien distintos, y tras meses tratando de contener la brecha interna producida entre ambos, las diferencias estallan a tan solo cinco días de las elecciones gallegas y vascas. Los dos líderes de la formación han visibilizado hoy a través de Twitter sus profundas discrepancias sobre cuál debe ser el estílo de la formación morada en el futuro.

El 9 de noviembre el partido renovará las direcciones territoriales de Andalucía, Extremadura y la Comunidad de Madrid. Unas elecciones primarias que servirán de ensayo general para la Asamblea que en los próximos meses definiría el nuevo rumbo del partido. El lunes, el secretario de Organización del partido, Pablo Echenique, trataba de anticiparse a un rebrote de las divisiones internas definiendo como «un poco estéril» debatir si Podemos tiene un tono más «duro» o «más dócil» o «amable».

Aunque Iglesias y Errejón coincidieron tras el 26-J en la necesidad de abrir una nueva etapa en Podemos, el secretario político ya dejó claro entonces que «el Podemos que puede gobernar es menos impredecible, menos sexy, pero a la vez despierta menos incertidumbres y menos miedo». El diagnóstico que desde los sectores más cercanos a Errejón sobre las causas de la debacle electoral del 26-J apuntaron ya en julio a que Podemos y su alianza con IU perdieron un millón de votos en los comicios de junio por la actitud parlamentaria durante la breve XI Legislatura. Nunca se reconoció explícitamente, pero era una crítica que apuntaba al estílo agresivo desarrollado por Pablo Iglesias en sus negociaciones y relaciones con el PSOE.

La respuesta de Iglesias ha tardado en llegar de forma clara, pero cuando lo ha hecho ha sido de lo más contundente. Esta mañana, durante su participarción en un acto electoral en Galicia ha planteado que «el día que dejemos de dar miedo a los sinvergüenzas, a los corruptos, a los responsables de la desigualdad, a los que se enriquecen a costa del sufrimiento de la gente, ese día seremos uno más, y no tendremos ningún sentido como fuerza política».

Sin referirse abiertamente a Iglesias, Errejón le ha contestado en Twitter: «A los poderosos ya les damos miedo, ese no es el reto. Lo es seducir a la parte de nuestro pueblo que sufre pero aún no confía en nosotros». El secretario político insiste así en su idea de construir un Podemos que sea capaz de sumar a más gente, y entienden entre los partidarios de Errejón que eso se consigue solo con un nuevo estílo. Lo plasmaba también Jorge Moruno, responsable de discurso del partido y uno de los hombres fuertes del Errejonismo.

El líder de Podemos y el fundador y exdirigente del partido, Juan Carlos Monedero, se han lanzado a rebatir esas tesis con comentarios que suponen una enmienda a la totalidad a la campaña electoral de Unidos Podemos el 26-J, cuya campaña dirigió Errejón, y que bajo el lema «La sonrisa de un país» quiso plantear un mensaje transversal y optimista. También se sumaban a ellos Irene Montero y Rafael Mayoral, dos de los grandes apoyos del secretario general.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios