Decenas de coches atascados en la AP-6 - ABC

El Gobierno admite errores en la AP-6, pide disculpas y revisará el protocolo de emergencias

El ministro de Fomento insiste en la responsabilidad de la concesionaria

La Moncloa arropa a De la Serna: «Es de lo más competente y no se esconde»

MadridActualizado:

La tormenta política por el colapso en la AP-6 durante la noche del sábado, en la que quedaron atrapados más de tres mil vehículos por la nevada, obligó ayer al Gobierno a pedir disculpas a los ciudadanos afectados. Primero fue el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, y después el ministro de Justicia, Rafael Catalá, quienes admitieron públicamente que se cometieron errores y debían disculparse ante las miles de personas que pasaron la noche en sus coches. «Nuestro objetivo es que esto no suceda y si ha ocurrido es que las cosas no se han realizado correctamente», admitió Gómez-Pomar.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, volvió a apuntar desde primera hora de la mañana de ayer a la empresa concesionaria, Iberpistas: «La normativa dice que la responsabilidad es de la concesionaria y tenemos que saber si ha habido alguna situación contraria a la que ha de imperar en estos casos. Se dilucidará si hubo algún tipo de negligencia», explicó desde Avilés.

Pero la bola de nieve política contra el Gobierno se fue haciendo más grande a medida que avanzó la mañana. La oposición cargó contra los ministros de Interior y Fomento, y hasta el Defensor del Pueblo pidió información sobre el colapso ante posibles «disfuncionalidades e incluso imprevisiones». De la hemeroteca se rescató rápidamente la reacción fulminante de Mariano Rajoy en 2009 contra la entonces ministra socialista de Fomento, Magdalena Álvarez, a la que exigió responsabilidades por otro colapso.

Debate en el Congreso

Desde La Moncloa se evitó hacer una valoración pública, pero se impulsaron de forma inmediata peticiones de comparecencia en el Congreso de los ministros de Fomento e Interior y del responsable de la DGT. Fue el titular de Justicia quien aprovechó un acto público para declarar a la prensa que «algún error se cometió» en la AP-6, y hay que determinar por parte de quién, «si por parte del concesionario o por parte de quien tuviese esa responsabilidad». Catalá comentó que «lo primero que hay que hacer es pedir disculpas a las personas que han sufrido esa situación y a sus familias». También el coordinador general del PP, Fernando Martínez Maillo, aseguró que «con independencia de la responsabilidad evidente de la concesionaria es una situación no deseable y pedimos disculpas por ello».

Los ataques de la oposición se centraron en De la Serna, como máximo responsable de las infraestructuras. El Gobierno hizo piña con el ministro de Fomento. «Es uno de los mejores ministros, de lo más competente y de los que no se esconden», aseguraron en La Moncloa. Las fuentes consultadas señalaron a ABC que «el Gobierno respeta y comprende las quejas de todas las personas que tuvieron que permanecer en sus vehículos durante horas en la AP-6, y expresa su agradecimiento por su actitud cívica y su colaboración».

Desde el Ejecutivo de Rajoy se hizo un reconocimiento especial a los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias y de la Guardia Civil, por sus «denodados esfuerzos y su profesionalidad» para asistir a las personas atrapadas en la nieve.

En La Moncloa atribuyen el colapso a una doble circunstancia: «Una nevada muy copiosa, coincidente con una importante operación retorno». No obstante, el Gobierno «revisará las actuaciones para mejorar la respuesta». De hecho, ayer por la tarde se reunió el Comité Estatal de Coordinación sobre Riesgo de Nevadas y otros Fenómenos Adversos, convocado y presidido por el ministro del Interior, en el que por primera vez en esta crisis las cámaras pudieron recoger imágenes de Íñigo de la Serna.

El Comité se reunió a puerta cerrada durante tres horas, durante las que responsables de los dos ministerios, Protección Civil, Tráfico y la Agencia Estatal de Meteorología analizaron la actuación de los distintos departamentos que intervinieron en el episodio de nevadas de los días 6 y 7 y, con vistas a futuras incidencias, acordaron flexibilizar la activación de la UME a partir del momento en que se detecte bloqueo de carreteras por temporal.

No hubo declaraciones públicas al término de este encuentro. Interior emitió un comunicado subrayando que el Comité había «lamentado los inconvenientes vividos por los ciudadanos» en las carreteras. La nota anunciaba la reunión el miércoles del Comité de Seguridad Vial, que estudiará lo ocurrido así como «los posibles fallos que se produjeron para evitar que estas situaciones se reproduzcan en el futuro. Las conclusiones -añade- se elevarán a Fomento, que es el departamento que ha abierto un expediente informativo a la empresa concesionaria de la autopista».