Independencia CataluñaLa gestión de Rajoy sobre Cataluña es más valorada que la de Sánchez

Albert Rivera es el líder más valorado en toda España ante el desafío secesionista

MadridActualizado:

La crisis política en Cataluña lleva meses marcando la agenda política. Y lo hace con especial intensidad en las últimas semanas. La sombra de un posible adelanto electoral amenaza ahora más que hace unas semanas. Si los electores tuviesen que volver ahora a las urnas Cataluña sería el eje central del debate, y la estrategia que los partidos han seguido al respecto el principal motivo de juicio. Con el retorno de Pedro Sánchez y con Podemos y Ciudadanos en liza, como alternativas a Mariano Rajoy esta campaña seguiría con liderazgos muy marcados. Y los españoles están diferenciando ya el desempeño de uno y otro.

Uno de los datos más reveladores de la encuesta de GAD3 para ABC es que en el conjunto de España la gestión de Mariano Rajoy ante esta crisis es valorada ligeramente mejor que la de Pedro Sánchez. El presidente del Gobierno recibe una nota de 3,4 en una escala de 0 a 10. El líder de la oposición obtiene un 3,3. Los dos logran una nota muy superior a la del líder de Podemos, Pablo Iglesias. Que en el conjunto del país obtiene 2,4 puntos.

Pero no es el peor valorado. En el conjunto de España ese puesto es para el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, con un 1,6. No obstante no es un liderazgo homologable ya que el no es un candidato a la presidencia del Gobierno. El líder cuya acción está siendo más valorada en toda España es Albert Rivera, con una nota de 4,1

Pero la complejidad de la crisis territorial se pone de manifiesto con la disparidad de las notas analizadas por separado la valoración en Cataluña y en el resto de España. La nota de Albert Rivera en Cataluña baja hasta el 2,2. Se queda prácticamente igualado a Pedro Sánchez (2,3). La gestión peor valorada es la de Rajoy con un 1,4. Mientras, Pablo Iglesias sería el más valorado de los líderes nacionales con un 3,6. El más valorado es Puigdemont con un 4,3. El presidente de la Generalitat hunde su valoración en el resto de España con un 1,1. Y es en esta categoría (fuera de Cataluña) donde un catalán y líder de un partido de origen catalán obtiene sus grandes réditos. La valoración de Rivera en el resto de España es de 4,4. Por delante de Rajoy (3,8) y de Pedro Sánchez (3,4). Y doblando la de Pablo Iglesias (2,2).

Los datos arrojan conclusiones muy claras. Aislando el caso de Puigdemont, el más valorado en Cataluña pero peor valorado en el global, se puede decir que los españoles perciben a Albert Rivera como el que mejor está respondiendo al desafío independentista. Pero su valoración es mucho más alta en el conjunto del país que exclusivamente en Cataluña. Exactamente lo contrario le sucede a Pablo Iglesias. Pero al menos cada uno de ellos sacan rédito entre una bolsa de electores.

En cambio, la posición de Sánchez, apoyo al Estado de Derecho pero críticas al Gobierno, no está logrando réditos. No es el peor valorado en ningún segmento pero tampoco el mejor. Por el lado de Rajoy la conclusión es que su nota es mala en Cataluña pero no tanto en el resto de España, donde supera a Sánchez en el cara a cara particular.