La Fragata española Cristóbal Colón
 La Fragata española Cristóbal Colón - ABC

La fragata Colón se desplegará cuatro meses en Australia en 2017

Este verano certificó su sistema de combate en EE.UU. con el lanzamiento de misiles

MadridActualizado:

La Armada Española desplegará lafragata Cristóbal Colón en Australia durante el primer cuatrimestre de 2017, informan a ABC fuentes militares. El objetivo de esta nueva misión de un buque español en el país oceánico es «contribuir al adiestramiento de las dotaciones australianas de las nuevas fragatas de la clase "Hobart", diseñadas por Navantia». El coste del despliegue correrá a cuenta de la Marina australiana.

Con la presencia de la fragata española junto a la Royal Australian Navy también se busca posicionar a la industria naval militar española ante un contrato que el Gobierno australiano prevé dirimir en 2018: la construcción de otras nueve fragatas en los astilleros de Adelaida, un programa naval conocido como «Project Sea 5000».

Navantia, en la lista corta

En abril, el Ministerio de Defensa australiano ya eligió al astillero español Navantia en su «lista corta» del concurso junto al británico BAE Systems y el italiano Fincantieri como competidores. Ya se descartaron del concurso al francés DCNS y al alemán ThyssenKrupp Marine Systems.

Este despliegue de la fragata Cristóbal Colón será el segundo de un buque en Australia con este tipo de misiones, que además permitirá adiestrar a las dotaciones españolas en buques totalmente operativos y sin impacto presupuestario. En 2013, el buque de aprovisionamiento de combate Cantabria se desplegó durante todo el año junto a la Marina australiana. Precisamente, Navantia construirá ahora dos buques similares al Cantabria para Australia tras firmar un contrato el mes de mayo.

La fragata Cristóbal Colón forma parte del listado oficial de buques de la Armada Española desde el 23 de octubre de 2012. Se trata de la quinta y última fragata de la clase F-100 «Álvaro de Bazán» y, a diferencia de las anteriores, cuenta con un sistema de combate «más españolizado» a partir del estadounidense Aegis —de la compañía Lockheed Martin— y cuyo objetivo es detectar, seguir e interceptar misiles que supongan una amenaza.

Este verano los aproximados 230 marinos que conforman la dotación de la fragata Cristóbal Colón pusieron a punto su sistema de combate en su base de Ferrol y posteriormente lo certificaron en EE.UU., donde compartieron maniobras de lanzamiento de misiles con el destructor Arleigh Burke, similar a los cuatro destructores de la US Navy que despliegan en la base de Rota (Cádiz) como «escudo antimisiles» de la OTAN.

En esos ejercicios se puso a prueba sobre todo la defensa antiaérea. Así lo relata a ABC su comandante, el capitán de fragata Ignacio Cuartero Lorenzo: «En el primer escenario se lanzó un misil Standard (SM-2) para interceptar un blanco a la máxima distancia; en el segundo ejercicio, se lanzaron un misil Standard y otro Evolved Sea Sparrow (ESSM) para interceptar un blanco real amenazante que simulaba un vuelo de baja altura; en el tercer escenario, se lanzaron tres misiles en apenas cinco segundos contra tres blancos, dos de ellos en aproximación zig zag». Estos blancos, obviamente, no son aviones sino drones BQM 74E que sirven como objetivos.

Durante su estancia de dos semanas en la zona de tiro de Wallops Island, frente a las costas de Virginia, el buque español también llevó a cabo pruebas de integración e interoperabilidad con la fragata estadounidense, «con resultados satisfactorios al cien por cien», explica el comandante.

Sistema españolizado

El capitán de fragata Cuartero Lorenzo destaca cómo la fragata Cristóbal Colón ha logrado certificar un sistema de combate que cuenta con mayor participación de la industria española en su diseño y construcción que los de las anteriores fragatas de la clase F-100, joyas tecnológicas de la Armada Española.

«Podemos decir que hemos pasado de una participación del 80 por ciento que correspondía a los estadounidenses, a solo un 40 por ciento que le corresponde ahora». En esa españolización del sistema de combate Aegis participaron compañías como la mencionada Navantia, Indra Sistemas (radares, comunicaciones…), Sistemas Faba, Tecnobit (vigilancia optrónica o de datos) o Sainsel (cartas marítimas digitales). «Es la primera vez que el sistema de combate Aegis, capaz de detectar, rastrear y derribar misiles no es cien por cien estadounidense».

Además, en septiembre y octubre, con el fin de ultimar su preparación para el despliegue en Australia, la fragata Cristóbal Colón llevará a cabo su calificación operática en la base gaditana de Rota.