España

C's exige un techo de gasto igual o superior al actual con 5.000 millones para las primeras medidas sociales

Propone reducir el número de representantes en las diputaciones provinciales

Imagen de las negociaciones del pacto PP-C's
Imagen de las negociaciones del pacto PP-C's - ISABEL B. PERMUY
EP Madrid - Actualizado: Guardado en:

Ciudadanos exigirá al Gobierno que el techo de gasto para el próximo año sea igual o más alto que el de 2016 para incluir unos 5.000 millones de euros con los que financiar las primeras medidas sociales contempladas en el acuerdo de investidura que el PP firmó en agosto.

El techo de gasto que se aprobó para 2016 fue de 123.394 millones de euros, lo que supuso una bajada de 5.666 millones respecto a 2015 (un 4,4% menos), pero para 2017 C's no aceptará otra reducción porque entonces no se podrá incluir en los Presupuestos Generales del Estado la financiación de esas medidas, según ha explicado su portavoz de Economía en el Congreso, Toni Roldán, en una entrevista con Europa Press.

Las trece medidas contempladas en la tabla de gastos del pacto del PP y Ciudadanos -desde el complemento salarial garantizado hasta un plan contra la pobreza infantil, pasando por planes para la atención a la dependencia o la gratuidad de los libros de texto- suman 5.000 millones de euros para 2017.

«Ese gasto extraordinario que va a haber, aunque se compense con los ingresos, es gasto que se tiene que reflejar en el techo», ha declarado Roldán. «Creemos que para que eso sea posible, el techo tiene que ser al menos como el del año pasado», ha añadido.

Mejora de las previsiones económicas

«Somos bastante optimistas en ese sentido», ha manifestado tras recordar que, según el ministro de Economía, Luis de Guindos, la economía española crecerá este año por encima de lo previsto y podría superar también las expectativas en el próximo ejercicio, facilitando así el cumplimiento de los objetivos de déficit comprometidos con la Comisión Europea.

Asimismo, ha destacado que con la reciente reforma del Impuesto de Sociedades, que ha elevado los pagos fraccionados que adelantan las grandes empresas, el Gobierno está obteniendo una recaudación mayor de la prevista, y que el déficit podría cerrarse este año en un 4,4% del PIB, dos décimas menos que el objetivo fijado.

El portavoz económico del partido de Albert Rivera también ha insistido en la importancia de que se apliquen las tres medidas que servirían para pagar las reformas del acuerdo de investidura: la reforma del Impuesto de Sociedades para eliminar deducciones a las grandes empresas -para obtener 3.000 millones de euros en 2017-, la recuperación del dinero de la amnistía fiscal y la mejora de la lucha contra el fraude -1.000 millones- y la eliminación de las duplicidades administrativas -otros 1.000 millones-.

«Es bastante fácil si se es ambicioso», ha afirmado. Al referirse concretamente a la amnistía fiscal, ha defendido que hasta el 30 de noviembre el Gobierno puede enviar una carta a los defraudadores que se acogieron a la regularización para poder paralizar la prescripción de esa ley y así disponer de 18 meses para exigirles que paguen el 10% del capital aflorado, como inicialmente reclamó el Gobierno, en vez del 3% que finalmente abonaron.

«Hay un compromiso del Gobierno para hacerlo y la ley no ha cambiado desde entonces (...) No sé si de pronto tienen intereses de algún tipo para decir lo contrario», ha señalado sobre el pacto de investidura suscrito en agosto. Según Ciudadanos, con esa medida se podrían conseguir unos 2.800 millones de euros, y en el primer año de gobierno se podrían tener ya unos 1.000.

Revisión del gasto público

Respecto a la eliminación de las duplicidades administrativas, Roldán ha apuntado a la «revisión integral e independiente del gasto público» contemplada en el segundo punto del acuerdo, cuyo objetivo es incrementar la eficiencia de las Administraciones Públicas, identificar el gasto superfluo y eliminar esas duplicidades.

Según Roldán, «se puede hacer un enorme esfuerzo» en ese ámbito después de unos años en los que, en opinión de C's, la «politización» de las instituciones por parte del PP y el PSOE aumentó el número de cargos, los organismos y la burocracia.

Aunque el PP se ha negado a eliminar las diputaciones provinciales, como exigía el partido naranja, Ciudadanos cree que se podría reducir el número de diputados que forman parte de esas instituciones, además de recortar en otras áreas de la Administración Local y en institutos y empresas públicas.

En cualquier caso, Roldán sostiene que no será C's es el que especifique cómo conseguir esos ahorros: «Yo no tengo que explicarle al Gobierno por dónde tiene que hacer eso». «O eres ambicioso para enfrentarte al clientelismo y la hiperpolitización que hemos sufrido, o no podrás nunca tener un país como el que queremos» ni «hacer políticas sociales ambiciosas», ha advertido el portavoz de C's.

En cuanto a las cantidades de la tabla de gastos e ingresos previstas para cada año de esta legislatura, ha explicado que son «unas proyecciones más o menos ajustadas» y que en Ciudadanos serán «flexibles». «Vamos a ser constructivos porque queremos dar estabilidad a este Gobierno. Pero tiene que poner de su parte», ha subrayado.

Roldán también se ha referido al recorte de 5.500 millones de euros que, previsiblemente, deberá acometer el Ejecutivo para cumplir con Bruselas en lo tocante al déficit público. «Nosotros tenemos un plan que es neutral», ha afirmado, en el sentido de que los ingresos (29.000 millones en cuatro años) compensan los gastos (28.500 millones).

Además, ha apuntado que con la reforma del Impuesto de Sociedades se podría recaudar una cantidad mayor que la prevista en el acuerdo de agosto.

No subir impuestos

Lo que Ciudadanos tiene claro es que no se pueden aumentar los ingresos ni reducir los ingresos «a costa de los que cumplen», sino que hay que «acabar con los privilegios de los que no cumplen», es decir, de las grandes empresas que pagan pocos impuestos o de los grandes defraudadores fiscales.

Por eso, Roldán ha asegurado que su partido se opondrá a subidas de impuestos y a recortes en sanidad, educación y servicios sociales. «Espero que el PP sea lo suficientemente razonable y ambicioso para recortar donde hay que recortar y que no nos venga con subidas del IRPF».

Es más, ha señalado que el objetivo, una vez que España salga del procedimiento de déficit excesivo, es aprobar «una relajación de los impuestos a la clase media y trabajadora».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios