El expresidente de la Generalitat Carle Puigdemont tras su salir de la prisón alemana
El expresidente de la Generalitat Carle Puigdemont tras su salir de la prisón alemana - EFE

Elcano teme que la postura de la Justicia alemana cree fisuras en el europeísmo español

Un informe sobre Francia y España pone de relieve que en nuestro país la izquierda es más euroescéptica

MadridActualizado:

El presidente Del Real Instituto Elcano, Emilio Lamo de Espinosa, se mostró preocupado este martes por la posibilidad de se pueden producir fisuras en el tradicional europeísmo de los españoles, como consecuencia de la postura que mantienen los jueces alemanes sobre la aplicación de la euroorden al expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, unida al las declaraciones de la ministra de Justicia, Katarina Barley.

Lamo de Espinosa, que presentó en la residencia del embajador francés, Yves Saint-Geours, un informe elaborado por Elcano y la Asociación Diálogo de Amistad Hispano-francesa, sobre cómo ven España y Francia a Europa, reconoció, al ser preguntado por las repercusiones de la decisión de la Audiencia territorial de Schweslig Holstein y de las manifestaciones de la ministra, que han causado mucho malestar en nuestro país y que, por ello el europeísmo de los españoles puede verse resentido.

Indicó que habrá que ver si finalmente Puigdemont es entregado a España, para saber «si se crea una fisura en ese europeísmo tan marcado de los españoles». No obstante, advirtió de que puede tratarse de un variación coyuntural, como sucedió cuando la política europea de rescates y austeridad durante la crisis provocó un descenso de ese europeísmo en los sectores de la izquierda española.

Sobre este punto, y refiriéndose a la comparación entre Francia y España, objeto de la encuesta que se presentaba, señaló que el apoyo de los españoles a la UE (un 62 por ciento) es mayor que el de los franceses (un 40 por ciento). Pero en España son los sectores de izquierda los más euroescépticos, al contrario de lo que sucede en Francia, donde el euroescepticismo se da más en la derecha. Un 73 por ciento de los españoles que se consideran de derecha valoran positivamente la pertenencia a la UE, frente a sólo un 37 por ciento de los franceses del mismo espectro político. También los que dicen ser de centro en España son más favorables a la UE (un 63 por ciento) que en Francia (un 39 por ciento) Por el contrario, un 54 por ciento de los que se sitúan en el espectro de la izquierda en España tiene una visión negativa sobre la pertenencia a Europa, frente a un 47 por ciento de los franceses de izquierdas.

En el debate de la presentación de la encuesta, se subrayó la diferente visión que en los dos países se tiene de la UE. Según Pierre Lequiller, miembro del consejo de administración de la Fundación Robert Schumann, para Francia, «Europa es una forma de agrandarse, de tener influencia». Para Lamo de Espinosa, España no ve la UE como un mecanismo para «proyectarse» sino «para traer bienestar, prosperidad y libertad» al país, lo que, en su opinión, indica que el eurooptimismo español es «algo más ingenuo» que el de los franceses.

Otro punto en el que hay percepciones diferentes entre España y Francia es en cuanto a la necesidad de hacer más inversiones en defensa por parte de los países europeos. Sólo un 35 por ciento de los españoles está de acuerdo en dedicar más fondos a la defensa frente a un 60 por ciento de los franceses, una diferencia que radica en el hecho de que en el país galo la izquierda está de acuerdo en aumentar el gasto en defensa mientras en España sólo la derecha mantiene esa posición.