Carles Puigdemont, tras salir de la prisión alemana
Carles Puigdemont, tras salir de la prisión alemana - EFE

La Fiscalía lanza un mensaje a Alemania: apoya entregar a un reclamado sin «valorar las pruebas»

Un tribunal regional de Alemania adelantó que rechazará entregar a Puigdemont por el delito de rebelión al no ver violencia

MadridActualizado:

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha apoyado la entrega a Alemania de un ciudadano con pasaporte británico reclamado por los presuntos delitos de contrabando y elusión fiscal. En una nota, el Ministerio Público ha difundido su posición sobre este asunto, para lanzar un mensaje a las autoridades alemanes, que la semana pasada adelantaron que rechazarán entregar a Puigdemont por el delito de rebelión, uno de los dos delitos que le atribuye el juez Pablo Llarena.

El Ministerio Público explica en la nota que «en ningún caso ha entrado a valorar la entidad de los elementos de prueba de que disponen las autoridades requirentes, como viene siendo habitual», limitándose a analizar si los hechos relatados por el juez alemán son delictivos, sin valorar si existen pruebas suficientes del delito.

Esta decisión se basa, según la Fiscalía, en el respeto al «espíritu que debe presidir la interpretación de las órdenes europeas de detención y fiel al principio de reconocimiento mutuo de resoluciones judiciales». El Ministerio Público considera que la decisión alemana de no entregar a Puigdemont por los delitos reclamados rompería esa confianza que rige las euroórdenes.

La Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein, el tribunal de la región del norte de Alemania donde fue arrestado Puigdemont, aseguró que los hechos relatados por el juez Llarena no cumplen con el requisito de violencia que exige el delito de alta traición alemán, el que sería equivalente al de rebelión según la ley española.

La Fiscalía y el Supremo planean acudir al Tribunal de Justicia de la Unión Europea para cuestionar precisamente la decisión alemana por estas razones. El Ministerio Público considera que los jueces alemanes se extralimitaron con su valoración, pues solo debían comprobar que los hechos relatados por Llarena eran delictivos, y en ese caso aceptar la entrega por los delitos solicitados. Si el asunto llega a Luxemburgo, el TJUE resolverá la aplicación correcta.