España

Cospedal: «Unas terceras elecciones generales serían un disparate»

La secretaria general del PP ha asegurado que la estabilidad política no puede dejarse en manos de los radicales, como está ocurriendo, a su juicio, en Cataluña

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal
La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal - EFE
EFE Cambrils (Tarragona) - Actualizado: Guardado en:

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha alertado este domingo de que la estabilidad política no puede dejarse en manos de los radicales, como está ocurriendo, a su juicio, en Cataluña y, frente a ello, ha ofrecido «la mano tendida" del PP para garantizar la gobernabilidad de España.

En la clausura de la Escuela de Otoño del PP de Cataluña, Cospedal ha insistido en que unas terceras elecciones generales serían un «disparate» que podría echar por tierra la recuperación económica y de empleo experimentados en los últimos meses. «Eso es algo que no podemos desperdiciar porque nos ha costado mucho», ha proclamado.

Para la secretaria general del PP, los españoles quieren «normalidad» y un gobierno que trabaje por el interés general y que no tenga «la vista atrás» ni la mirada «en el retrovisor».

«La estabilidad de un gobierno y la estabilidad de un país no se puede dejar en manos de los radicales y de los extremistas porque a lo único a lo que induce es a crear inseguridad, parálisis y desconcierto. Lo sabemos muy bien en Cataluña», ha alertado.

Frente a ello, ha ofrecido un PP que apuesta por la «moderación y el reformismo» con el único objetivo del «bien común» y «del futuro de Cataluña y del conjunto de España».

Un partido que, a diferencia de otros, no dice una cosa un día y otra distinta al día siguiente, que no se tiene que estar «reinventando todo el tiempo» o que al hacerse «mayor» tenga que cambiarse el nombre.

Ha arremetido contra quienes «crean conflictos» con el único objetivo de «mantenerse en el sillón» y ha avisado a quienes creen que están por encima de la ley que al final esa misma ley «se volverá en su contra».

«Nosotros defendemos que la igualdad entre todos los españoles y el imperio de la ley, no son moneda de cambio para ninguna negociación», ha advertido.

También ha lamentado que los independentistas catalanes sean capaces de ponerse de acuerdo sobre cómo romper con España, pero no para las cosas que de verdad interesan a la gente, como en qué se destinan sus impuestos.

«Lo que le interesa a los ciudadanos es tener un gobierno que solucione sus problemas y que no ponga excusas para no hacer lo que tiene que hacer», ha criticado.

Pese a ello, ha lanzado un mensaje de «tranquilidad» y de «confianza» porque el PP garantiza que la soberanía nacional «ni se va a romper, ni se va a trocear».

«Desde el Gobierno de España, que es Gobierno de todos los catalanes, vamos a seguir trabajando y defendiendo el interés y los derechos de todos los catalanes», se ha comprometido.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios