Fernando Martínez-Maillo en una entrevista con ABC la semana pasada
Fernando Martínez-Maillo en una entrevista con ABC la semana pasada - iGNACIO GIL

Caso Gürtel«Rajoy no tiene nada que esconder ni nada nuevo que aportar»

El PP asegura que el presidente afronta «tranquilo» su declaración como testigo en Gürtel y arremete contra «el uso espúreo» de la acusación popular

MadridActualizado:

Tras el jarro de agua fría que supuso ayer martes para el PP la noticia de que Mariano Rajoy será el primer presidente del Gobierno que estando en ejercicio deberá declarar ante el juez, aunque en condición de testigo, Génova se sacude la presión. «Rajoy está tranquilo. No tiene nada que esconder pero tampoco nada que aportar», es la respuesta oficial desde la dirección nacional, donde se asegura que Rajoy afronta con «mucha tranquilidad y mucha serenidad» la citación del juez de la Gürtel.

El coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, ha intervenido en dos entrevistas de radio esta mañana en las que ha insistido en que considera «un error» que el tribunal acepte la comparecencia de Rajoy porque lo que se juzga en el proceso judicial son las campañas electorales del PP en los municipios de Pozuelo de Alarcón y Majadahonda de 2003. Y ahí el hoy presidente del Gobierno y del partido no tenía ninguna responsabilidad económica ni de organización.

«Triturar el honor»

Bajo esa calma tensa, los populares no ocultan sin embargo profundo malestar por el giro dado por el triunal que lleva el caso, y que hasta ahora había rechazado la petición de la acusación popular para que Rajoy compareciera como testigo para explicar la supuesta financiación irregular del partido. «Lo tendrán que explicar», dicen. E insisten en que la asociación ADADE está vinculada al PSOE y ha «inducido a error» al tribunal. «Se está utilizando la acción popular con fines políticos, se trata de una asociación vinculada al PSOE», se ha quejado Maillo en la Ser.

El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha denunciado la «utilización perversa y espúrea» de la acusación popular . «Es una vergüenza. Esa utilización de la Justicia es intolerable», ha señalado en declaraciones a los periodistas en la Cámara Baja. «El objetivo es difamar, desprestigiar, triturar el honor de las personas», ha criticado sobre el papel de la asociación ADADE. «Es el Ausbanc del PSOE. No voy a decir que es el Manos Sucias del PSOE, pero ya está bien».