Armengol premia al juez Castro por haber sentado a Matas en el banquillo

El Gobierno balear ha concedido el premio Ramón Llull al instructor del caso Palma Arena, hoy ya jubilado, por ser un «referente» en la investigación «contra la corrupción política»

Palma de MallorcaActualizado:

El Consejo de Gobierno ha aprobado este viernes la propuesta de acuerdo para la concesión de los premios Ramón Llull en la edición de este año. Entre los galardonados por el Ejecutivo que preside la socialista Francina Armengol se encuentra el juez José Castro. El magistrado, que se jubiló el pasado mes de diciembre, ha sido premiado «en reconocimiento de su tarea como juez, que ha desarrollado mayoritariamente en Mallorca, y por ser un referente en la investigación contra la corrupción política».

Cabe recordar que como titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, Castro fue el instructor de todas las piezas del caso Palma Arena. En ese contexto, acabó sentando en el banquillo de los acusados al expresidente balear Jaume Matas en diversas piezas de dicha causa.

El premio Ramón Llull es una distinción que concede cada año el Ejecutivo autonómico y que tiene por objeto honrar y distinguir, de manera individual o colectiva, a las personas físicas o jurídicas que han destacado dentro del territorio de Baleares por los servicios prestados en los ámbitos cultural, deportivo, jurídico, empresarial, cívico, humanitario, de investigación, de la enseñanza y lingüístico.

Otros premiados

En la edición de 2018 del premio Ramón Llull han sido reconocidos, además de Castro, el historiador Santiago Colomar, el cantante lírico Simón Orfila, La Mesa de Redes del Tercer Sector Social, el Club Náutico de Ibiza, el Lobby de Mujeres de Mallorca, las Agrupaciones de Voluntarios de Protección Civil, Astilleros de Mallorca, el Teatro del Mar, la directora teatral Merche Chapí, la ex vicecónsul honoraria británica Deborah Bridget y —a título póstumo— el poeta Manel Marí.

Por otra parte, el Consejo de Gobierno también ha acordado este viernes conceder la Medalla de Oro de la Comunidad al investigador Lluís Quintana-Murci y a la escritora y académica Carme Riera.

Este reconocimiento, que es la más alta distinción que concede el Govern, tiene por objeto honrar los méritos alcanzados, de manera individual o colectiva, por las personas físicas o jurídicas que se han distinguido por su trayectoria personal o profesional en defensa, promoción o fomento de las instituciones y de los intereses generales de la Comunidad, y cuya labor ha tenido una proyección especial fuera del ámbito de Baleares.