ELECCIONES GALLEGAS 2016 Losada marca sus líneas rojas al PP sin saber si obtendrá el acta

Ciudadanos avanza que romperá las conversaciones si no se echa a Baltar

José Manuel Villegas y Cristina Losada en la sede de Ciudadanos en Santiago
José Manuel Villegas y Cristina Losada en la sede de Ciudadanos en Santiago - EFE
MARIO NESPEREIRA - @ABCEnGalicia Santiago - Actualizado: Guardado en:

Ciudadanos Galicia parte del convencimiento de que los gallegos le darán el domingo al menos un pasaporte para entrar en el Parlamento de Galicia. Lo expresó el vicesecretario general del partido, José Manuel Villegas, en la presentación de una treintena de «exigencias» para condicionar las negociaciones con la lista más votada: «Vamos a entrar con fuerza», aventuró, aunque no exista ninguna encuesta que certifique el presagio. De otro modo, no se explica que antes de saber si Cristina Losada será diputada se dibuje un marco «de mínimos» para entablar conversaciones con el PP

Su línea roja infranqueable es la de apartar a José Manuel Baltar de la Diputación de Orense, mediante el cese de todos los imputados por corrupción: «Es una medida que ya se ha aplicado en otras autonomías, es una exigencia y afecta directamente al señor Baltar», sostienen.

El documento contiene una selección de las cien medidas que los naranjas presentaron hace una semana para Galicia. Divididas en tres bloques —reactivación económica, medidas sociales y medidas para la regeneración democrática—, apuestan por bajar la cuota a los autónomos si ingresan por debajo del salario mínimo, universalizar la educación de 0 a 3 años odar un giro copernicano a su discurso para que se terminen las obras del AVE. «Son medidas de mínimos que consideramos que deben estar en un acuerdo de investidura», dijo Villegas para excusar que el elector gallego debe saber «en qué va a invertir su voto» si opta por Ciudadanos. Losada presumió de hacer público «lo que otros partidos ocultan».

Especialmente en la última semana de la campaña., el partido trató de agarrar con fuerza la bandera de la lucha contra la corrupción para marcar un perfil propio. De ahí que el tercer bloque del documento se dedique en exclusiva a la regeneración democrática. En total, una decena de propuestas cuya aplicación exige un consenso mucho mayor que el que pueda obtener Ciudadanos y el PP en un hipotético escenario futuro. Es el caso del punto referido a la reforma electoral, que deja a un lado la supresión de la barrera del 5% que venían defendiendo en el programa, o la eliminación de los aforamientos.

José Manuel Villegas reconoce no obstante que «habrá que ir a buscar esos apoyos» parlamentarios en función de lo que dicten las urnas. El último llamamiento de la cúpula a sus potenciales votantes —casi 134.000 en las últimas generales del pasado junio— se basa en que suya será «la llave de la Xunta de Galicia».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios