ENTREVISTA A CRISTINA LOSADA | CANDIDATA DE CIUDADANOS A LA XUNTA Cristina Losada: «Antes de hablar con el PP, primero que se vayan fuera los imputados»

La presidenciable naranja busca ser decisiva en el Parlamento gallego y poner, como dijo su líder, una «Pica en Flandes» para el proyecto de Rivera

La candidata de Ciudadanos a la Xunta de Galicia, Cristina Losada
La candidata de Ciudadanos a la Xunta de Galicia, Cristina Losada - M. MUÑIZ
MARIO NESPEREIRA - @ABCENGalicia Santiago - Actualizado: Guardado en:

Las razones que han llevado a una periodista a dar el salto a la política tienen que ver con una máxima casi «suarista»: cambiar todo, pero cambiarlo desde dentro. La viguesa Cristina Losada aspira a poner condiciones al PPdeG como candidata de Ciudadanos en Galicia. Una batería de líneas rojas que acaban casi siempre acaban siendo de color naranja.

—Es la primera vez en los últimos años que un partido da por hecha la victoria del PP, ¿le puede perjudicar?

—Hemos planteado a los gallegos algo necesario: cómo vamos a actuar en el escenario que se va a dar después de las elecciones. Los partidos, por lo general, mantienen silencio sobre ello. Es para que los ciudadanos sepan qué va a pasar con su voto.

—Pongamos por caso, si ustedes tienen un diputado y el PP 37, ¿cómo se fuerza a un partido a hacer unas reformas con 36 escaños menos?

—Iríamos a una negociación como hemos hecho en otras comunidades. Ciudadanos ya tiene una trayectoria en este sentido. Pensamos que tienen que estar dispuestos a aceptar cambios perfectamente razonables y fiables.

—Imaginemos ahora que el PPdeG está dispuesto aceptar todas los puntos que Ciudadanos plantea menos lo relacionado con Baltar.

—Yo realmente no puedo creer que esto vaya a darse. Significaría que el PP de Galicia está dispuesto a poner por encima de todo el mantenimiento de un cargo imputado. Me parecería realmente escandaloso. Pienso que no se entendería y lo veo muy inverosímil. Si eso ocurre, no tendrían voluntad de luchar contra la corrupción y de devolver a los ciudadanos la confianza en las instituciones. Hablamos de cuestiones previas antes de sentarse a negociar de economía, empleo o servicios. Primero, imputados fuera.

—¿Qué razones le llevaron a volver a Galicia e iniciar esta aventura política tras años en Madrid?

—No he vuelto a Galicia. Esta es otra de las cuestiones extrañas que han aparecido en esta precampaña y campaña. Sobre los motivos, los periodistas políticos nos dedicamos a decirles a los líderes lo que tienen que hacer y generalmente no nos hacen caso. Yo he tenido la oportunidad de dar el paso para intentar cambiar las cosas que no funcionan y hacerlo desde dentro.

—Sabe que se le critica por utilizar el castellano en la vida pública y compartir algunos postulados de la organización Galicia Bilingüe.

—Primero, hay que determinar quién me critica, si personas que cuando les ponen un micrófono delante hablan en gallego y luego en privado lo hacen en español, o los nacionalistas. Claro, los nacionalistas no quieren que se hable español y que se destierre de Galicia. Lo que ocurre es que tenemos dos idiomas y yo utilizo los dos. Es la normalidad, ¿dónde está el problema? El problema lo tienen los que lo ven raro. Opino que las instituciones deben ser bilingües y, además, tenemos la suerte de que nos entendemos todos.

—¿La implantación territorial de Ciudadanos como proyecto depende de su resultado este domingo?

—Ciudadanos ya está en las instituciones. Tiene dieciséis concejales y agrupaciones en muchísimas partes. Evidentemente, entrar en el Parlamento autonómico es importante pero no solo para el partido, sino para la gente. A fin de cuentas, deben ser instrumentos útiles. Útiles para conseguir mejores leyes para los autónomos, por ejemplo. Estar en el Parlamento nos permitirá, si somos decisivos, trasladar una demanda ciudadana a una mesa de negociación.

—En caso de entrar, ¿se ve compartiendo grupo mixto con la candidata del BNG, Ana Pontón?

—(Ríe) Es una circunstancia que no había pensado aún. Estas cosas ocurren en otros sitios. Pontón, a nivel personal, me ha parecido una persona agradable. Evidentemente, estoy absolutamente en la posición contraria de lo que ella piensa, pero si ese es el escenario, tendremos que arreglarnos.

—¿Qué le parece el caso de Antonio Landeira, número 4 por La Coruña expulsado del partido después de que ABC publicara unas fotografías suyas como hincha de los «Grobari»?

—Bueno, el partido tiene sus normas y sus estándares que hay que cumplir. Los candidatos los tienen que cumplir. En este caso, se ha visto un problema, se ha actuado. Los procedimientos internos se han seguido, yo he sido informada, pero no soy afiliada. Por lo que sé, se ha actuado correctamente.

—¿Seguirá aunque Ciudadanos no logre ningún escaño?

—Cuando fui nombrada candidata, acepté una responsabilidad que va más allá del 25 de septiembre. En función del resultado, hablaremos. Estaré en disposición del partido para aceptar las decisiones que se tomen.

—¿Cuál es su deseo personal?

—Mi deseo personal se centra en el 25 de septiembre. Parece que suena a tópico pero es así. Mi intención es que Ciudadanos sea decisivo en el Parlamento de Galicia.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios