ELECCIONES GALLEGAS 2016 El Bloque lee su papel en clave de triunfo y mantiene el grupo

Pontón logra mantener todos los escaños de 2012 menos uno por Pontevedra

Ana Pontón celebra los resultados del BNG después de comparecer ante los medios
Ana Pontón celebra los resultados del BNG después de comparecer ante los medios - EFE
MARIO NESPEREIRA - @ABCEnGalicia Santiago - Actualizado: Guardado en:

El Bloque Nacionalista Galego (BNG) se jugaba en estas elecciones autonómicas no el triunfo de su programa, sino su supervivencia como fuerza histórica en el mapa político de O Hórreo. Los 6 escaños y 112.000 votos recogidos ayer le valen a la candidata Ana Pontón para presumir ante los órganos internos de los nacionalistas de continuar con grupo propio y haber salvado un punto de partido que se les había puesto muy en contra hace escasas semanas.

El buen comportamiento electoral de La Coruña —donde mantienen los 2 escaños—, los feudos de Orense y el diputado único por Lugo que ya habían ganado en 2012 se leen como un éxito en las oficinas de Rodríguez de Viguri, la sede de los frentistas. La gran pesadilla para el equipo de Pontón era conservar una influencia política notable y poder seguir trasladando a los gallegos el papel de «guardián de las esencias» del nacionalismo.

Solo la pérdida de un escaño por Pontevedra, en cuya capital gobiernan, puso la mancha negra al expediente de la politóloga sarriana en su primer examen final como guía de la nave. Pontón agradeció una «campaña llena de emoción», un balón de oxígeno para enfrentar el proceso de refundación al que se enfrentará el BNG.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios