La nueva ley abaratará las amortizaciones del préstamo y prohíbirá la inclusión de claúsulas abusivas
La nueva ley abaratará las amortizaciones del préstamo y prohíbirá la inclusión de claúsulas abusivas - FOTOLIA

Las hipotecas fijas se encarecerán en los próximos meses por la nueva ley y el giro de la política monetaria

El fin de la compra de deuda, la entrada en vigor de la norma hipotecaria y una posible subida de tipos empujarán al alza el precio de los créditos con un interés permanente

Actualizado:

La firma de hipotecas fijas ha repuntado al alza en el último año en España. El pasado mes de octubre se registraron un total de 24.706 créditos para comprar vivienda, de los cuales un 37% se firmaron con un tipo de interés fijo, un 9,2% más que en el mismo mes de 2016. Los compradores, para blindarse frente a futuras subidas del Euribor, optan cada vez más por contratar este tipo de hipotecas. No obstante, las hipotecas fijas baratas podrían tener los días contados. El fin de la política monetaria expansiva, la nueva ley hipotecaria y la posible subida de tipos prevista para 2019 empujarán al alza el precio de los créditos con un interés permanente, según predicen los expertos.

El economista jefe de Arcano, Ignacio de la Torre, augura una subida de las hipotecas a tipo fijo en el segundo semestre de 2018 ya que el BCE pondrá fin a su política expansiva en los próximos meses «La evolución de los tipos de interés dependerá de la rentabilidad de los bonos soberanos», afirma De la Torre. «El BCE dejará de comprar deuda el próximo septiembre y lo anunciará en junio», recueda el analista de Arcano. «El margen que tienen los bancos a la hora de marcar los interes de una hipoteca es ínfimo y no les quedará otra que subirlos por mucha competencia que haya entre entidades. Habrá menor liquidez y por tanto, subirán los tipos», añade.

Por otro lado, tal y como recuerdan desde HelpMyCash se espera que la Ley de Contratos de Crédito Inmobiliario que previsiblemente entrará en vigor en la primera parte de este año dispare la firma de hipotecas fijas al incentivar la conversión de un crédito variable a uno con un interés permanente.

Asimismo, la nueva ley abaratará las amortizaciones del préstamo y prohíbirá la inclusión de claúsulas abusivas. Por ello, algunos analistas consideran que la banca encarecerá los intereses al tener que asumir más costes. Otros, como la Asociación Hipotecaria Española (AHE), indican que la competencia entre bancos podría evitar una subida de tipos.

En su último informe «Situación España», BBVA Research también advierte de que la nueva norma podría empujar al alza el precio de las hipotecas. «La nueva ley hipotecaria española, que previsiblemente se aprobará durante 2018, cambiará sustancialmente el marco jurídico. Lo que podría afectar al precio de estos créditos», aseguran los expertos del servicio de estudios de la entidad. .

La inevitable subida del Euribor en los próximos años también afectará al precio de las hipotecas. El índice de referencia más frecuente en los préstamos variables encadena casi dos años en negativo tras cerrar el año pasado en el -0,19%, su nivel mínimo hsitórico. Al subir las cuotas de las hipotecas variables, las entidades podrían aprovechar para encarecer también las fijas, cuyo interés oscila entre el 2% y el 3% actualmente frente al tipo medio del 1,902% de la totalidad de los créditos hipotecarios concedidos en España en diciembre pasado.

Por su parte, el portavoz de la Asociación Española de Banca (AEB), José Luis Martínez Campuzano, admite que los tipos de interés a plazo suben «de forma moderada en los mercados en los mercados financieros anticipando el inicio de la normalización monetaria por el BCE». A este respecto Martínez Campuzano considera que a evolución futura de la política monetaria «será determinante para valorar el comportamiento futuro de los tipos de interés». «Sujetos a esta premisa, la elevada eficiencia y competitividad de los bancos españoles seguirán favoreciendo que tengamos una de las mejores condiciones de financiación en Europa», alega.