Economía

¿Quién asegura a Car2go, Blablacar, Uber, Cabify y los coches de conducción autónoma?

AXA, Zurich y otras compañías tradicionales de seguros diseñan nuevas pólizas ajustadas a los nuevos hábitos de transporte

Imagen de la presentación de Car2go en Madrid hace un año
Imagen de la presentación de Car2go en Madrid hace un año - ISABEL PERMUY

La revolución tecnológica y digital está transformando por completo los hábitos de transporte individual y provocando la aparición de nuevo modelos de negocio. Ya se ha generalizado el uso del coche compartido —Blablacar, Social Car— y han aparecido plataformas en clara competencia con el sector del taxi —Cabify, Uber—, y ahora se espera que la industria lance en los próximos años el vehículo de conducción autónoma. Todo ello supone también un reto para las compañías de seguros tradicionales, que se ven obligadas a desiñar nuevas pólizas que cubran ese nuevo paradigma.

AXA España acordó en agosto de 2015 establecer un seguro a terceros adicional al obligatorio para los usuarios de Blablacar, diseñado específicamente para los clientes de esta plataforma de economía colaborativa y sin costes añadidos para ellos. El grupo de origen francés ha lanzado también un seguro a todo riesgo para los usuarios de la plataforma de alquiler entre particulares Social Car.

Zurich Seguros, según ha podido saber ABC, es la compañía que da cobertura a los coches eléctricos de alquiler Car2go, que operan en Madrid con una flota de 500 automóviles eléctricos. Esa póliza incluye una franquicia de 500 euros, de forma que si el usuario es culpable de un accidente, correrá con los primeros 500 euros de gasto de reparación on indemnización, y el resto será responsabilidad de la compañía de seguros. El coste de esa se incluye en el precio por minuto de alquiler.

Los conductores de Uber y Cabify, por su parte, circulan mediante una licencia VTC (alquiler de vehículos con conductor) concedida por la Administración y por tanto están prestando un servicio de transporte público. La ley de Ordenación de los Transportes Terrestres obliga a los propietarios de estas licencias a suscribir un seguro que cubra de forma ilimitada la responsabilidad civil frente a terceros, igual que en el caso de los taxis tradicionales. Ahora bien, en el caso de Cabify, por ejemplo, es esta compañía la que lo proporciona a los conductores: «En caso de un incidente automovilístico, Cabify proporciona un seguro de responsabilidad civil con cobertura de gastos médicos», explica en su wen.

Por último, y ante la irrupción del vehículo de conducción autónoma, las aseguradoras se preparan ya para diseñar nuevas pólizas adptadas a esos nuevos coches. Sin embargo, el sector asegurador está todavía a la espera de que este modelo de conducción se desarrolle por completo, porque no está claro en qué grado la responsabilidad recaerá en el conductor y qué parte asumirá el fabricante. Los más probable, según explica la industria aseguradora, es que la póliza futura sea una fórmula mixta.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios