Economía

El perfil del emprendedor español: hombre, de 25 a 34 años e ingeniero

Crear una empresa es «una vocación y no una necesidad» como respuesta al paro, según destaca la fundadora de Spain Startup, María Benjumea

El Mapa del Emprendimiento se ha realizado a partir de 1.534 proyectos
El Mapa del Emprendimiento se ha realizado a partir de 1.534 proyectos - FOTOLIA
EFE Madrid - Actualizado: Guardado en:

El perfil del emprendedor español es de un hombre de entre 25 y 34 años, con formación universitaria, en concreto ingeniero, y que ha creado más de una empresa, según el Mapa del Emprendimiento 2016 elaborado por Spain Startup. Según el estudio, el perfil de la "startup" es el de una empresa con entre dos y cinco empleados, dedicada al sector servicios y puesta en marcha fundamentalmente con recursos propios o con la ayuda de familia y amigos.

Durante la presentación del informe, la fundadora de Spain Startup, María Benjumea, ha explicado que el mapa se ha realizado a partir de los 1.534 proyectos que forman parte de la Startup Competition, una competición entre emprendedores, de los que el 61% proceden de España y el 39% son internacionales.

En su intervención, Benjumea ha destacado que el emprendedor español "juega ya en primera división", y ha incidido en que se debe impulsar este ecosistema "entre todos" porque puede generar "mucha riqueza y mucho empleo".

El informe revela que la edad media del emprendedor español es de entre 25 y 34 años, al ser este el grupo de edad más número (42%), por delante de los emprendedores de entre 35 y 44 años (33%), los de entre 45 y 54 años (13%), los de entre 18 y 24 años (9%) y los mayores de 55 (2 ).

Asimismo, el 83% de los emprendedores son hombres, mientras que el 17% son mujeres, lo que Benjumea ha calificado como "el gran caballo de batalla" del emprendimiento y ha incidido en la necesidad de aumentar la presencia de la mujer en la creación de empresas.

El 97% de los emprendedores tiene titulación universitaria y de ellos, el 45% son ingenieros.

Del total de emprendedores, el 51% ya había emprendido antes y de ellos, el 50% había creado una empresa, el 27 %, dos; el 15 %, tres; el 3 %, cuatro, y el 5 %, más de cinco.

En cuanto a la situación laboral anterior, el 56 % trabajaba por cuenta ajena, el 30% ya era emprendedor, el 11 % estudiaba y el 1 % estaba desempleado.

Benjumea ha destacado que el hecho de que el 1% de los emprendedores estuviera en situación de desempleo antes de decidirse por emprender demuestra que crear una empresa es "una vocación y no una necesidad" como respuesta al paro.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios