Economía

Orange lanzará su banco móvil en España en 2018

El consejero delegado de la compañía en España, Laurent Paillassot, ha reclamado que en la próxima legislatura se revise la fiscalidad al sector de las telecomunicaciones

El consejero delegado de Orange España, Laurent Paillassot
El consejero delegado de Orange España, Laurent Paillassot - EFE
EFE Santander - Actualizado: Guardado en:

El consejero delegado de Orange España, Laurent Paillassot, ha anunciado este miércoles que la operadora gala lanzará su banca móvil, Orange Bank, en 2018 en España, un año después que en Francia, donde se estrenará el servicio.

Paillassot ha hecho el anuncio en su debut ante el Encuentro de Telecomunicaciones de Santander, que organizan cada año la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y la patronal tecnológica Ametic.

Orange había indicado que el lanzamiento de Orange Bank tanto en Bélgica como en España iría después del de Francia.

Paillassot también ha anunciado el lanzamiento este mismo mes de un nuevo router híbrido, que combina el ADSL con el 4G y que garantiza la mayor velocidad que pueda aportar cualquiera de esas dos tecnologías. Esto puede ser especialmente útil para aquellos hogares sin cobertura de fibra.

También van a lanzar en los próximos meses iniciativas relacionadas con la automatización de los hogares inteligentes.

Revisar la fiscalidad

Por otro lado, Paillassot ha reclamado que en la próxima legislatura se revise la fiscalidad al sector de las telecomunicaciones "para unificar y centralizar" el pago de tasas. En concreto, Paillassot ha pedido el mismo régimen fiscal que tiene Telefónica desde 1987 para el mercado fijo. Ha considerado que es necesario "organizar y revisar en su conjunto" estas cuestiones y ha recalcado que la inversión necesita certidumbre.

A su juicio, dada la carga fiscal que soportan los operadores de de servicios de telecomunicaciones, a estas empresas, más que considerarlas como palancas que contribuyen al desarrollo, se las ve como "fuentes de traer fondos".

"La presión fiscal no ha parado de crecer", a pesar de la crisis, ha señalado el directivo, quien ha destacado que los operadores de telecomunicaciones pagan anualmente cerca de 3.000 millones de euros en impuestos singulares y están grabados por más de 20 tasas, entre las que ha citado la destinada a financiar la televisión pública o la que graba el uso del domino público.

"Estamos haciendo frente cada año a propuestas de nuevas tasas fiscales. En este tema la creatividad no es sinónimo de validez jurídica", ha subrayado Paillassot, que ha lamentado "la inseguridad fiscal y jurídica" que se genera.

El directivo ha considerado que otro elemento que introduce distorsiones en el mercado es el de los derechos de emisión del fútbol, que aboca a que los clientes a los que no les gusta este deporte tenga que acabar pagando y que se agrava por la inflación a la que están sometidos estos contenidos.

Según la prensa económica, las operadoras de telecomunicaciones van a pagar en torno a 1.100 millones de euros anuales tanto esta temporada y las dos siguientes.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios