Registro de la oficina de ICBC en Madrid en febrero de 2016
Registro de la oficina de ICBC en Madrid en febrero de 2016 - JAIME GARCÍA

ICBC, abierto a un acuerdo judicial para rebajar su multa

ING alertó a la Guardia Civil sobre «pitufeo» de chinos, lo que acabó llevando al ICBC

MADRIDActualizado:

Un «banco de blanqueo» que acaparó millones de euros en efectivo de los grupos criminales a los que servía. Con esa contundencia se expresa el juez Ismael Moreno en el auto por el que imputa al banco ICBC Luxemburgo que debe ahora nombrar un representante y un abogado para asistirle en su declaración ante la Audiencia Nacional. Aunque dicho representante de la entidad (persona jurídica) aún no ha sido citado, según fuentes jurídicas, cuando lo sea tendrá que responder a las preguntas de la Fiscalía Anticorrupción y del juez, que atribuye al banco actividades continuadas de blanqueo y organización.

Tras el registro de ICBC Madrid (en realidad una sede de explotación del anterior) en febrero del año pasado y la detención de siete directivos, el banco ha intentado un acercamiento judicial en busca de un posible acuerdo que minimice las consecuencias penales y rebaje la eventual multa a la que se enfrenta, aún sin fijar. Según algunas fuentes, cabría también la posibilidad (remota) de que se le retire su licencia bancaria europea, si se prueba que no cumplió la normativa contra el blanqueo de dinero y lo solicita el supervisor de Luxemburgo al Banco Central Europeo.

El juez Moreno en el mencionado auto explica que los dos responsables de cumplimiento normativo entre los años 2011 y 2014 relataron en su declaración «una situación de flagrante incumplimiento a todas las obligaciones de prevención de blanqueo y obligaciones de información». Ellos dos y otros cinco ejecutivos fueron detenidos por los presuntos delitos de blanqueo de capitales, organización criminal, contra la hacienda publica y falsedad documental en el marco de la operación de la Fiscalía Anticorrupción y la UCO de la Guardia Civil.

En los citados años el banco no concedió ni un solo préstamo, ni una hipoteca; su única línea de negocio fue captar ingentes cantidades de grupos criminales a los que se les facilitaba la operativa bancaria para «ocultar, encubrir, transformar en otros productos y transferir» sus ganancias ilícitas a China.

En 2012 ya hubo un intento de actuar contra la entidad cuando se detectó cómo varios miembros del grupo criminal liderado por Gao Ping (destapado en la operación Emperador), entre ellos su mujer, tenían contacto directo con una empleada y enviaban cientos de transferencias a su país de forma irregular. El dinero procedía de exportaciones e importaciones fraudulentas y de la economía sumergida, entre otros delitos. Esa investigación la llevó a cabo la Policía Nacional, pero un par de años después, la Guardia Civil recibió una alerta del banco ING denunciando que habían detectado «pitufeo» (el mismo modus operandi) de chinos en su banco.

Al servicio criminal

Los agentes de la UCO a partir de unas identidades llegaron hasta el grupo criminal liderado por «Luis Ye», quien también blanqueaba a través de ICBC. Según los investigadores solo en el año 2012, ambos grupos criminales transfirieron a China 188 millones de euros, a través de un contrato de corresponsalía suscrito con Caixabank que sigue investigándose. El banco español, según el juez, se prestó a realizar imposiciones en efectivo para el grupo criminal de Luis Ye por valor de 60 millones en cuatro años. «Con esas prácticas, la comunidad china nos está esquilmando, todo revierte en China a través de esos envíos masivos de dinero», explican fuentes policiales.

ICBC abrió en España en 2010 y al año siguiente, el primero de actividad, con una sola sede alcanzó el récord de 140 millones de euros de dinero en efectivo. Había recogidas de fondos tan poco sofisticadas que se hacían en cajas de zapatos, maletas y mochilas en las llamadas «operaciones de no clientes». De hecho el Sepblac (Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales) estaba a punto de llevar a cabo una actuación administrativa contra ICBC cuando se produjo el registro del banco y las detenciones.