Economía

Las hipotecas a tipo de interés fijo, en máximos históricos

La caída del Euribor lleva a los bancos a fomentar esta modalidad de créditos

Dos personas buscando piso en una inmobiliaria de Zaragoza
Dos personas buscando piso en una inmobiliaria de Zaragoza - Fabián Simón
Luis M. Ontoso - @abceconomia Madrid - Actualizado: Guardado en:

El Euribor, índice al que están referenciadas la mayor parte de las hipotecas variables en España, continúa instalado en el terreno negativo: el pasado mes de agosto cerró en -0,048%, un dato levemente superior al de julio, pero que profundiza la tendencia descendente que registra desde febrero de este año, cuando por primera vez en su historia se precipitó a los números rojos. Este hecho, además de abaratar los créditos ya concedidos, está dando lugar a un cambio de paradigma en la contratación hipotecaria en España.

Las entidades financieras, en busca de mayores márgenes, han iniciado un viraje para promocionar las hipotecas a tipo de interés fijo en detrimento de las variables, que hasta ahora representaban más del 90% de las operaciones.

En el segundo trimestre las hipotecas a tipo fijo supusieron el 20,5% de las operaciones

Durante el segundo trimestre del año, según la estadística inmobilaria elaborada por el Colegio de Registradores de la Propiedad, la contratación de créditos hipotecarios a interés fijo experimentó un «espectacular crecimiento» hasta representar el 20,56% de las operaciones, frente al 9,83% del trimestre anterior. Se trata, además, del mayor porcentaje de la serie histórica.

Tendencia creciente

Los préstamos a tipo variable concentran aún la mayor parte de las nuevas contrataciones, pero su peso comienza a retroceder en comparación con periodos anteriores: este tipo de hipotecas supusieron el 77,99% de los nuevos contratos de abril a junio. Este dato contrasta, por ejemplo, con el de cierre de 2015, cuando el 93,75% de las nuevas hipotecas se vincularon a la modalidad variable. Asimismo, durante el segundo trimestre de este año, el Euribor pierde presencia como índice de referencia: representa el 77,99% de las operaciones, más de 13 puntos porcentuales por debajo de los valores de cierre de 2015 (91,16%).

Como efecto colateral, este cambio de tendencia ha dado lugar a un encarecimiento del tipo de interés medio de contratación inicial hasta el 2,39% (2,46% en términos interanuales), frente al 2,38% de los tres meses anteriores. Lo cierto es que se trata de un incremento prácticamente testimonial, del 0,01 puntos porcentuales, pero rompe con la tendencia bajista. «Resulta difícil estimar hasta dónde puede llegar el peso de esta modalidad de contratación, pero sin duda será una alternativa que las entidades financieras van a intentar fomentar, pudiendo incluso convertirse en una alternativa de contratación relativamente predominante a medio plazo».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios